Publicado 18/01/2021 16:05CET

Servicio Jesuita de Migrantes pide al Gobierno agilizar los traslados de solicitantes de asilo de Melilla a la Península

Mohand en una de sus visitas
Mohand en una de sus visitas - MELILLA - Archivo

   MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio Jesuita de Migrantes ha exigido este lunes al Gobierno y, en concreto, al comisario general de Extranjería y Fronteras y al Ministerio de Inclusión, que "agilicen los traslados a la Península de solicitantes de protección y de migrantes en tránsito por Melilla".

   La organización recuerda que la ciudad autónoma es un punto de entrada de refugiados y migrantes en donde, en la actualidad, algunas de estas personas se encuentran en la calles al no haber sido admitidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad, o en el centro de los Altos del Real abierto este mes de enero.

   Las autoridades han argumentado que esta situación es consecuencia de que no hay plazas disponibles, aunque, tal y como denuncia el Servicio Jesuita, se han producido traslados del CETI a la Península, "aliviando" la saturación del mismo.

   Ante este escenario, la ONG ha decidido denunciar "la dejación de funciones de la Administración y el trato inhumano al que somete a solicitantes de protección y migrantes en tránsito por Melilla". Del mismo modo, denuncia lo que considera "una política irresponsable en el estado de alarma por la pandemia de Covid19" ya que, a su juicio, "en

   la calle, la salud se deteriora más rápidamente, haciéndose las personas más vulnerables a los contagios".

   Aunque el Servicio Jesuita reconoce que "el grado de ocupación del CETI sigue siendo elevado", señala que la masificación "incide en un mayor riesgo de contagios" y "la prolongación de la estancia en un centro concebido para una acogida temporal deteriora el ánimo de las personas". En su opinión, "la situación, en general, coloca a la dirección y a toda la plantilla del CETI bajo presión".

   Para la entidad, "es fácil entender las razones que tienen para no masificar más el centro", pero recuerdan que estas decisiones "provocan otros problemas igualmente graves".

   El ritmo de entradas en Melilla, apuntan, es inferior al de los traslados, por lo que, a su juicio, "no puede decirse que el CETI no disponga de plazas".

   Además, informa la ONG, esta lunes se ha notificado la liberación de entre 20 y 30 plazas entre los Altos del Real y el CETI, lo que, en su opinión "es una buena noticia", pero recuerda que es necesario "un protocolo claro y una actuación diligente en lo sucesivo para que no

   quede en la calle ningún solicitante de protección y migrante en tránsito que accede a Melilla" o que "causa baja de uno de los centros de protección de menores".

Para leer más