Actualizado 21/08/2007 20:34 CET

El SUP invita a los policías a negarse a cumplir con su servicio en las repatriaciones de inmigrantes a Senegal

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de la Policía denunció hoy que la política de inmigración del Gobierno marcada por las repatriaciones de inmigrantes a sus países de origen, principalmente Senegal, se realice "a costa de la salud y dignidad personal" de los policías, motivo por el cual el sindicato invita a los funcionarios a negarse a cumplir con el servicio.

"En la tarde de hoy, varias decenas de miembros de UIPs van a embarcar en aviones para permanecer en ellos unas 21 horas ininterrumpidas expulsando inmigrantes a Senegal. Lo harán o no, aún no lo sabemos a estas horas, pero el consejo del SUP es que se nieguen a viajar en esas condiciones", reza en un comunicado.

Alegan que la situación de la policía en España está retrocediendo a condiciones de trabajo de hace 25 años. "Y eso supondrá que los sindicatos adoptemos las mismas medidas que se adoptaban entonces: negativa a cumplir el servicio y concentración de los afectados. Esa es nuestra propuesta a los policías que hoy les han ordenado embarcar en Barajas", advierten.

El sindicato cree que la política de inmigración del Gobierno "sigue fallando estrepitosamente" cuando se trata de mantener las condiciones de trabajo de sus propios funcionarios en niveles mínimamente aceptables. Denuncian que la Administración ahorre "miserables cantidades de dinero a costa de la salud y la dignidad personal y profesional de los policías".

"Los policías que realizan las extradiciones de inmigrantes ilegales, siguen soportando jornadas de 21 horas consecutivas de servicio en vuelos de ida y vuelta (dos seguidos) desde Canarias a Senegal o a cualquier otro destino, sin que a la Administración le importe otra cosa que los costes que ahorrarán en el alquiler de aeronaves para esos vuelos", manifiesta el SUP.

Afirman además que no se trata de una cuestión de falta de personal motivada por las vacaciones de verano de los funcionarios porque, aseguran, los planes de trabajo de los policías se adaptan a los planes de vuelo que efectúan las compañías titulares de los aviones. "A nadie le importa que a los policías les revienten las piernas por mantenerse decenas de horas sin poder salir de un avión con tal de ahorrarse pasajes de vuelta a Madrid en vuelos regulares para los policías", agregaron.