Actualizado 08/09/2009 19:35 CET

Asciende a 600.000 el número de afectados por las inundaciones en la región de África occidental

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 600.000 personas se han visto afectadas por las inundaciones en África occidental desde el pasado mes de junio como consecuencia de las lluvias torrenciales que también han terminado con la vida de 159 personas, especialmente en Sierra Leona, aunque Burkina Fasso, Ghana y Níger también están entre los países más dañados.

Desde Mauritania a Nigeria, los daños también incluyen la destrucción de las propiedades públicas y privadas y las infraestructuras socio-económicas, según informó hoy la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Un equipo de expertos de la ONU llegó el pasado 4 de septiembre a la capital de Burkina Fasso, Ouagadougou, para ayudar a las autoridades, que habían solicitado ayuda internacional.

"Es una situación muy preocupante que debilita aún más a estas poblaciones ya empobrecidas", afirmó el director de OCHA para África occidental, Hervé Ludovic. "Los desastres naturales tienen consecuencias duraderas que tendrán un impacto durante décadas y que nos hará retroceder al punto de partida en términos de la lucha contra la pobreza", añadió.

Durante los últimos años, esta zona de África ha experimentado lluvias torrenciales por espacio de unas pocas horas que afectan a comunidades enteras. En 2007, al menos 300 personas murieron y otras 800.000 se vieron afectadas por las fuertes lluvias, una situación que exige considerar el cambio climático como causa subyacente.

Esta región está además entre las que podría pagar un coste humano elevado por los efectos del cambio climático mientras el mundo se prepara para celebrar una cumbre sobre el cambio climático el próximo mes de diciembre en Copenhague para reemplazar al Protocolo de Kioto.