Actualizado 30/03/2010 15:59

Cáritas promueve una 'Caravana del Buen Humor'

Cáritas Promueve Una 'Caravana Del Buen Humor'
CÁRITAS CHILE

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Chile ha puesto en marcha la iniciativa 'Caravana del Buen Humor', una propuesta de un grupo de 30 cómicos que busca llevar la sonrisa a los damnificados por el terremoto del pasado 27 de febrero en este país, especialmente los niños, y ayudarles a superar el trauma.

La iniciativa, obra de un grupo de humoristas liderado por Juan Carlos "Palta" Meléndez y apoyada por Cáritas, tiene por objetivo "entregar alegría y esperanza a las comunidades más afectadas por el terremoto y maremoto, como una forma de levantar el ánimo y 'reconstruir el alma'", explica la organización humanitaria en su página web: www.caritaschile.cl.

"Estos hermanos nuestros necesitan poder reírse y ayudarles en esto también es una forma de acompañamiento, de servicio a la dignidad de estas personas", señaló el presidente de Caritas Chile, monseñor Manuel Camilo Vial, obispo de Temuco. La caravana recorrerá en las próximas fechas localidades afectadas por el terremoto.

Por otra parte, Cáritas Chile indicó que desde el seísmo ha distribuido ayuda humanitaria a un total de 200.000 damnificados. El personal y los voluntarios locales de Cáritas han sido los responsables del reparto de esta ayuda a través de las parroquias e instituciones diocesanas, desde las cuales, a pesar de las precarias condiciones en las que han quedado muchas de ellas como consecuencia del seísmo, se ha suministrado a las víctimas tanto alimentos como artículos no perecederos de emergencia, como camas, ropa, medicamentos y material para construir refugios temporales.

Para el director de Cáritas Chile, Lorenzo Figueroa, resulta "conmovedor confirmar que, a pesar de que la Iglesia también ha sido gravemente afectada, y que han caído sus locales y templos, se mantiene de pie con rostro esperanzado".

El plan de respuesta de Cáritas Chile, lanzado la semana pasada, asciende a 6,5 millones de euros para garantizar las necesidades básicas de 542.000 damnificados del centro y sur del país durante los próximos nueve meses, al mismo tiempo se están llevando a cabo diversas actuaciones de acompañamiento a las poblaciones afectadas.