Actualizado 27/04/2009 21:06 CET

La CE pide que se dé a jóvenes un papel "activo" en el diseño de sus políticas europeas para los próximos 10 años

jovenes
GEISA

BRUSELAS, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Educación, Formación, Cultura y Juventud, Jan Figel, reclamó este lunes para los jóvenes un papel "activo" en el rediseño de la estrategia europea para la juventud que debe perfilarse para el periodo 2010-2018, un compromiso para el que dijo que también es esencial el empuje a nivel nacional, regional y local.

Figel subrayó la necesidad de "movilizar" a la población joven de la Unión Europea porque "es importante que sean parte de la respuesta" a los cuestiones trascendentes como la crisis económica y el cambio climático.

"No tenemos poder para garantizar que todos los Estados miembros hagan lo que pedimos en la estrategia", admitió, para después dejar claro que "todos los países deberían reforzar su entusiasmo (en el apoyo a los jóvenes) y dedicar nuevos recursos".

Por ello, abogó en rueda de prensa por una estrategia "para los jóvenes y con los jóvenes", a través de la promoción de la inversión en juventud y de animarles a asumir su responsabilidad ante estos retos.

Bruselas ha presentado una comunicación para la estrategia a partir de 2010 que, bajo el lema 'Invertir en favor de la juventud y movilizarla', centra su plan de acción en ocho ámbitos: educación, empleo, creatividad, espíritu empresarial, inserción social, salud y deporte, participación cívica y voluntariado.

Todo ello en torno a tres ejes que el comisario resumió en promover la formación y el acceso al empleo, mejorar su inserción social y plena participación en la vida social y desarrollar la solidaridad entre los jóvenes y de la propia sociedad para con ellos.

El comisario lamentó el fuerte impacto de la crisis en las condiciones de vida de los jóvenes, para quien en muchas ocasiones, dijo, la tasa de paro "duplica" la cifra de desempleo general en su país. Tampoco favorece su desarrollo el hecho de que "cerca de seis millones de jóvenes europeos" dejan cada los estudios "prematuramente", añadió.

Los jóvenes son un "recurso esencial" para el futuro europeo, pero también un "recurso amenazado" que podría pasar del 20% que representa actualmente en la población europea a un 15% en a 2050.

En este sentido, Figel apeló a una mejor coordinación entre Estados miembros para aplicar las nuevas políticas de juventud y dar a los jóvenes las "herramientas para superar" los problemas. Así, apuntó a la promoción de la innovación y la creación como vehículos para conseguirlo.

Además, señaló que la formación para un espíritu empresarial entre los jóvenes es una de las "debilidades" de la Unión Europea y pidió un mayor esfuerzo educativo en este ámbito, para, explicó, "enseñar a los jóvenes a hacer realidad sus ideas" a pesar de la complejidad empresarial.

También la movilidad es un factor clave para contribuir a la mejor preparación de los jóvenes y para que "conozcan Europa, en lugar de escuchar o leer en televisión e Internet cosas sobre Europa", aseguró el comisario. Programas como el de becas Erasmus son iniciativas a favor de este objetivo que se verán "potenciados" con el proceso de Boloña, defendió Figel, quien, además, anunció que la Comisión prepara este año un Libro Verde sobre movilidad.