Actualizado 21/05/2007 19:31 CET

Discapacitados denuncian la falta de acceso a los colegios y al debate entre partidos en el proceso electoral

El colectivo de sordos exige subtítulos a la publicidad de los partidos y en los debates televisados

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Representantes de personas con discapacidad, movilidad reducida, ciegas y sordas, denunciaron hoy, en declaraciones a Europa Press, los problemas de acceso y de discriminación que sufren en distintos ámbitos del proceso electoral, como son las barreras arquitectónicas en el acceso a los colegios, la emisión de espacios publicitarios en televisión sin subtítulos o traductores a la lengua de signos, o la insuficiente adaptación del sistema para las personas ciegas.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha lanzado una campaña en la que anima a las personas afectadas por este tipo de limitaciones a denunciar ante las Juntas Electorales las discriminaciones que sufran.

"Hay un grupo de personas con discapacidad que materialmente no pueden ejercer su derecho al sufragio universal por las dificultades de acceso", destacó a Europa Press la directora del CERMI, Pilar Villerino. Esta organización ya ha recibido la denuncia de una persona, en silla de ruedas, que ha de subir tres pisos para introducir su papeleta en la urna.

Desde el CERMI se reclama el cumplimiento de la legislación en materia de eliminación de barreras arquitectónicas, información subtitulada, audio descripción o lengua de signos dirigida a personas con discapacidad auditiva.

Esta institución tiene previsto realizar un estudio sobre el desarrollo de los comicios de cara a las elecciones generales del próximo año, con el fin de hacer cumplir la normativa. El CERMI reclama al Parlamento y a los distintos gobiernos autonómicos que tomen medidas para garantizar el derecho de sufragio de estas personas.

DEBATES ELECTORALES.

En la misma línea, la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) calificó hoy de "deficiente" el acceso a la información electoral, dado que, ni los espacios en televisión de propaganda, ni los debates entre los candidatos cuentan con subtítulos o traducción simultánea con intérprete.

Fuentes de esta organización advierten a Europa Press de que técnicamente ya es posible la puesta en marcha de un sistema de subtítulos, pero creen que "no hay voluntad de hacerlo". De esta manera, el colectivo de sordos ve limitado su acceso a la confrontación de ideas y programas y pide una reflexión a la sociedad, porque "cualquier persona puede perder agudeza auditiva".

Representantes de la CNSE han recibido invitaciones de partidos para asistir a los mítines de sus candidatos. En estos casos, las formaciones políticas les reservan las primeras filas y disponen intérpretes, pero advierten de que esta práctica no está generalizada para el conjunto de las personas sordas.

PAPELETAS EN BRAILLE.

Por su parte, la ONCE afirma que en la actualidad "no hay ninguna adaptación" de los procesos electorales para las personas ciegas, si bien esta institución es consciente de la dificultad que entrañaría, por ejemplo, la distribución de papeletas en braille.

El director de Cultura y Deportes de esta organización, Justo Reinares, aseguró que la ONCE tiene el compromiso de la administración para introducir este sistema en las próximas elecciones generales. No obstante, avisa que este sistema sólo sería factible para el Congreso de los Diputados y en pequeñas demarcaciones.

A título personal, este directivo de la ONCE apuesta por desarrollar otros sistemas como el voto electrónico o el voto por correo, dado que las papeletas en braille podrían afectar al secreto del sufragio en localidades de pocos habitantes. Además, a su modo de ver, la generalización de este sistema tendría un coste excesivo dado que los caracteres en braille no se pueden reducir y exigen un material de mayor grosor que las actuales papeletas.