Actualizado 30/06/2007 19:00 CET

El gobernador de Michoacán recibe a los 55 'abanderados' de la Ruta Quetzal

MORELIA (MEXICO), 30 Jun. (EUROPA PRESS/Leyre Guijo) -

El gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel, recibió ayer viernes en el Palacio de la Gobernación en Morelia a los 'abanderados' de los 55 países que este año participan en la Ruta Quetzal BBVA y que en los últimos días han estado recorriendo este estado mexicano tras los pasos del español Vasco de Quiroga, al que por estas tierras los indígenas purhépechas todavía llaman 'Tata Vasco'.

Cárdenas dio la bienvenida a los jóvenes a Michoacán, tierra que, dijo, "simboliza el encuentro ejemplar que se dio entre dos mundos en el 1500". El gobernador hizo referencia con ello al tema que este año centra la Ruta Quetzal, 'La huella de la Nao de la China en México', en referencia a la ruta comercial que los conquistadores españoles abrieron por mar desde tierras mexicanas, en concreto desde Acapulco, hacia Asia y en especial hacia China y Filipinas. Como regalo, recibió una moneda de plata como las que se usaban en la época acuñada en el momento mediante una ceca de martillo como las de aquellos años.

Asimismo, el gobernador, nieto del ex presidente mexicano Lázaro Cárdenas, hizo hincapié en la importancia que para los michoacanos sigue teniendo la "figura viva" de Vasco de Quiroga, de quien destacó que supo "aprovechar las cualidades propias de los pueblos", principalmente los purhépechas. "Nos gustaría ver su ejemplo en el mundo y que se respetaran las cualidades y el modo de pensar de cada cual", remachó.

Durante la ceremonia, el director de la Ruta Quetzal BBVA, Miguel de la Quadra-Salcedo, también alabó la figura de Vasco de Quiroga, "inventor del socialismo humano que todavía queda en Michoacán", y aprovechó para anunciar que el próximo año la Ruta recorrerá tierras de Panamá y Jamaica.

El jueves, los expedicionarios tuvieron ocasión de conocer un poco más la obra de Vasco de Quiroga, sobre el que recibieron una conferencia en Pátzcuaro el miércoles, y sobre los purhépechas. A primera hora de la mañana realizaron una ofrenda floral en esta localidad al último rey de los purhépechas Tangaxoan, en la que las dos chicas purhépechas de la expedición fueron las encargadas de colocar la corona de flores ante el monumento al citado monarca.

VISITA A TZINTZUNTZAN

A continuación, los 'ruteros' tuvieron ocasión de visitar la zona arqueológica de Tzintzuntzan, capital del imperio purhépecha o también llamado por los españoles tarasco. Aquí, los ruteros pudieron conocer de cerca las cinco 'yácatas' -construcciones escalonadas-- que se encuentran en una amplia plataforma artificial y que fueron en su época centro ceremonial y del poder político, militar y religioso de este pueblo.

Además, recibieron una conferencia por parte del profesor Juan Carlos Cortés sobre el pasado y el presente de los purhépechas, que les permitió conocer un poco más sobre sus posibles orígenes, sus dioses, así como la función que tenían las 'yácatas' que, según explicó el profesor, eran el lugar donde "eran ejecutados los cautivos y se les extraían los corazones para ofrecérselos a sus dioses".

Por otra parte, Cortés transmitió a los expedicionarios las reivindicaciones actuales de los purhépechas, que piden que las autoridades "reconozcan sus tradiciones, sus derechos a la tierra y contar con representación política". Según el profesor, él mismo purhépecha, "ha habido apoyos , de manera marginal", pero no existe "un programa orientado a que estos pueblos sigan permaneciendo". En este sentido, previno que, "si no se hace nada, en 50 o 100 años puede que deje de haber indígenas".

A continuación, los 'ruteros' se trasladaron a Santa Fe de la Laguna, donde recibieron una calurosa acogida de sus habitantes, pese a que caía una lluvia torrencial. Aquí, los expedicionarios pudieron visitar uno de los hospitales fundados por Vasco de Quiroga y compartir con los vecinos de la localidad sus bailes y comidas t radicionales.

SANTA CLARA DE COBRE

Ya el viernes, y tras el encuentro de los 'abanderados' con el gobernador de Michoacán, la expedición se dirigió a Santa Clara de Cobre, localidad famosa por la artesanía en este material. Los expedicionarios visitaron el Taller Escuela Casa del Artesano, donde los niños de la localidad acuden diariamente durante dos o tres horas para formarse en la técnica del martillado del cobre. A algunos 'ruteros' les llamó la atención que los niños realizaran estos trabajos, considerablemente duros.

Ese fue el caso de José Carlos, de Cuba, y de Diego, de Madrid, que interrogaron a Jaime, un niño de 14 años del taller, sobre lo que hacía y si iba a la escuela. "El trabajo lleva mucho esfuerzo", subraya José Carlos, para quien "no es normal que un niño de 9 años haga esos trabajos". Con él coincide Diego, que explica que querían saber si "es voluntario" o los niños acuden obligados.

Jaime, tímido, explica que lo hace porque le gusta y porque su padre se gana la vida con ello, y admite que es un trabajo que requiere "mucha paciencia, ya que algunas piezas se tarda uno o dos meses en realizarlas".

Además del taller, los expedicionarios visitaron el Museo del Cobre, donde pudieron admirar elaboradas piezas, y también tuvieron ocasión de hacer sus compras. Ahora, los expedicionarios se encuentran ya en Morelia.