29 de febrero de 2020
 
Actualizado 19/06/2009 11:28:38 CET

Un hombre en huelga de hambre pierde 20 kilos después de 57 días acampado frente a La Moncloa

huelga de hambre en moncloa Elche
EPTV

Es vicepresidente de una asociación de Elche de afectados por las hipotecas que representa a 479 familias en una situación parecida

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de una asociación de Elche de afectados por las hipotecas, de nombre Segundo, ha perdido 20 kilos durante los 57 días que ha pasado acampado frente al Palacio de la Moncloa, donde permanece desde el pasado 3 de abril, cuando comenzó una protesta por tener que seguir pagando la hipoteca de una casa que ya no es suya, sino del banco.

Tras casi 60 días en el mismo sitio, en un cruce que une la A-6 con la entrada a la Ciudad Universitaria de Madrid frente a la residencia del presidente del Gobierno, los conductores pitan para animarle y cuando los Guardias Civiles que custodian la entrada de La Moncloa cambian de turno, se despiden de él como si de un vecino más se tratara.

"O me dan una solución o de aquí salgo camino del cementerio", afirmó Segundo, que a sus 40 años de edad presume de ser el "último resistente" de los protestantes que se han concentrado frente a La Moncloa en los últimos meses. Su asociación representa a 479 familias.

Desde que acampó frente a La Moncloa en una tienda improvisada, diariamente pide audiencia con el presidente del Gobierno, aunque ante la callada por respuesta, ha pasado a demandar una entrevista "con quien sea" para exponerle su caso. "Por aquí pasa el señor Presidente y sus señores ministros en carne propia y a nadie le interesa lo que estamos viviendo", se lamentó, mientras mostraba las decenas de solicitudes que tiene.

Segundo se quedó en paro y no pudo seguir pagando la hipoteca que 77.000 euros en letras de menos de 500 euros que llevaba afrontando cuatro años. Sólo habían abonado 20.000 y la ley les obligó a integrar el resto, una vez deducido lo que el banco obtenga por sacar su vivienda a subasta. "No podemos permitir que se nos quite una casa y que luego sigamos pagando algo que ya no es nuestro", subrayó.

CAMISETA GRANDE

Entre carteles de protesta, Segundo lleva puesta una camiseta que ya le queda visiblemente grande de la Asociación de Familias Hipotecadas y Embargadas de Elche. Con una dieta basada en agua y café, hace unos días bajó de los 70 kilos y empezó a tomar azúcar porque los servicios sanitarios que le atienden diariamente amenazaban con hospitalizarle.

De hecho, describe su estado como "bastante débil", con dolores de cabeza y en el pecho, así como flojera en las piernas y en el estómago. Aunque asegura que sacará "las fuerzas de donde no las hay", reconoce que le resulta más dura la ansiedad y la tristeza al hablar con su hijo por teléfono. "Quiere venir aquí conmigo, me da tristeza que me vean en esta situación porque como aquí sentado como pidiendo limosna", destaca.

Sin embargo, él asegura que no se rendirá. "Aquí ha habido ya gente que ha estado aquí y el único que queda soy yo que no me pienso mover, al contrario, pienso traer más gente a seguir en la lucha", concluyó.

Desde el servicio de prensa de La Moncloa no desmienten que Segundo se acerque todas los días a depositar una solicitud de audiencia, como "cualquier otra persona", aunque no aclaran si finalmente le recibirán o no.

Lo más leído

  1. 1

    La NASA ilumina un oscuro pozo en una región volcánica de Marte

  2. 2

    El Gobierno veta la ILP de Jusapol por ser "insostenible" ligar los sueldos de policías con autonomías y municipios

  3. 3

    Hacienda anuncia nuevos impuestos al transporte aéreo y a los envases de plástico de un solo uso

  4. 4

    Confirmados los dos primeros casos positivos de coronavirus en Euskadi de personas que viajaron a Italia y Andalucía

  5. 5

    El quinto paciente confirmado en coronavirus en la Comunidad tiene patología previa y está grave