Actualizado 06/03/2009 16:45 CET

Unos 5 millones de personas reciben las remesas enviadas desde España

www.guardiacivil.com

Para Bolivia las remesas suponen el 10% de su Producto Interior Bruto

MADRID, 6 Mar. (OTR/PRESS) -

Entre 4,5 y cinco millones de personas en el mundo reciben las remesas que sus familiares emigrados envían desde España. Bolivia, es país más beneficiado teniendo en cuenta que el dinero remesado a este país latinoamericano supone el 10% de su producto interior bruto. Muchas de las familias que reciben estas remesas no tienen otra fuente de ingresos por lo que algunos expertos temen que muchas familias recaigan en la pobreza teniendo en cuenta el descenso generalizado de los envíos de dinero registrado en 2008 consecuencia de la crisis económica.

El volumen de dinero enviado por los inmigrantes desde España se fue reduciendo progresivamente a lo largo de los tres primeros trimestres de 2008, en una relación inversa con el incremento de las cifras de parados, hasta convertir este año en el primero desde 1990 en el que se registra una reducción de las remesas desde España.

Así, entre enero y marzo se registró un descenso del 2%, que alcanzó el 4,5% en el segundo trimestre y el 7% en el tercero. A falta de datos correspondientes a la recta final del año, todo parece indicar que no se alcanzarán los niveles de 2007, cuando de España salieron 8.130 millones de euros, el 70% de los cuales recayó en países latinoamericanos.

Muchos expertos temen que esta reducción del nivel de remesas puede provocar una vuelta a la pobreza en muchas familias a las que va dirigidas. Esta es una de las principales conclusiones alcanzadas hoy durante el V Encuentro sobre Remesas organizado por Remesas.org y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) que bajo el título 'Retos e incertidumbres' reunió hoy a expertos en la materia en Madrid y que contó con la participación de la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí.

"Las remesas desde España llevan creciendo a un ritmo de dos dígitos desde hace diez años", explicó el director de Remesas.org, el economista Iñigo Moré, quien incidió en que, ante la nueva situación, "es importante que los países receptores tengan presente que la caída les puede afectar y que va a afectar especialmente a personas que están desamparadas".

En este sentido, recordó que quienes dependen exclusivamente de las remesas "viven no sólo en un Estado dependiente, también en entornos donde los sistemas de protección social no están pensados para este problema por lo que es un ámbito en el que quizá los países de destino deberían prestar atención".

10% DEL PIB DE BOLIVIA

Tal es la importancia de las remesas enviadas desde España, que suponen el 10% del Producto Interior Bruto de países como Bolivia, aunque en términos absolutos, son Ecuador y Colombia los países a los que llega más dinero. En el primer caso, sólo los envíos españoles constituyen el cinco por ciento del PIB.

Moré recordó que las caídas de los envíos "no van a afectar de manera uniforme a todos los países porque hay nacionalidades que muestran una propensión más acusada a trabajar en el sector inmobiliario en España, que es el epicentro de la crisis mientras que otras no". En este sentido, apuntó a los países del Este de Europa y Marruecos como los posibles mayores afectados.

Rumí, quien consideró "lógicos" estos datos teniendo en cuenta la situación económica que atraviesa España y todo el mundo, reiteró el compromiso del Gobierno por seguir apostando por abaratar las remesas atendiendo al impacto en el desarrollo que tienen en los países a los que llegan.