27 de febrero de 2020
 
Publicado 10/12/2014 13:38:57CET

El Papa denuncia las "condiciones inhumanas" en las que son detenidos muchos inmigrantes en el país de destino

ROMA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha denunciado las "condiciones inhumanas" en las que son detenidos "muchos" inmigrantes en el país de destino, en su segundo mensaje para la 48 Jornada Mundial de la Paz que se celebrará el 1 de enero de 2015 bajo el lema 'Ya nunca más esclavos, sino hermanos'.

"Pienso en las condiciones de vida de muchos emigrantes que, en su dramático viaje, sufren el hambre, se ven privados de la libertad, despojados de sus bienes o de los que se abusa física y sexualmente. En aquellos que, una vez llegados a su destino después de un viaje durísimo y con miedo e inseguridad, son detenidos en condiciones a veces inhumanas", subraya el Pontífice.

En el documento, que consta de seis puntos e intercala pasajes bíblicos, Francisco también deplora otros "dramáticos ejemplos" de la esclavitud moderna, como la opresión en el trabajo de "tantos trabajadores y trabajadoras, incluso menores" en todos los sectores; la esclavitud sexual o los matrimonios sin consentimiento; las mafias de tráfico de armas, drogas y órganos; o los grupos terroristas que secuestran a inocentes.

Ante esta situación, Francisco insta a no ser "cómplices" del "fenómeno abominable" de la esclavitud que "pisotea los derechos fundamentales de los demás y aniquila su libertad y dignidad". Por ejemplo, invita a los ciudadanos a preguntarse cómo se sienten cuando tratan en su día a día con víctimas de la trata o cuando compran "productos que con probabilidad podrían haber sido realizados mediante la explotación de otras personas".

Además, pide un "triple compromiso" a Estados, organizaciones intergubernamentales y empresas de "prevención, protección de las víctimas y persecución judicial contra los responsables" así como "leyes justas" centradas en la persona, "que defiendan sus derechos fundamentales y los restablezcan cuando son pisoteados, rehabilitando a la víctima y garantizando su integridad".

Concretamente, reclama a los Estados vigilar que su legislación nacional en materia de migración, trabajo, adopciones, deslocalización de empresas y comercialización de los productos elaborados mediante la explotación del trabajo, "respete la dignidad de la persona".

También demanda "mecanismos de seguridad eficaces para controlar la aplicación correcta de estas normas, que no dejen espacio a la corrupción y la impunidad".

En su diagnóstico, el Papa advierte de que en la raíz de la esclavitud se encuentra una concepción de la persona que admite el que pueda ser usada como un "objeto" y otras razones como "la pobreza, la falta de acceso a la educación, las inexistentes oportunidades de trabajo, la corrupción y un sistema económico que pone en el centro al dios dinero y no a la persona".

Lo más leído

  1. 1

    Paso clave para mantener el rendimiento del plasma en un reactor de fusión

  2. 2

    Disparan en la cabeza a una mujer en plena calle en Madrid

  3. 3

    The Walking Dead: Samantha Morton explica la escena de sexo entre Alpha y Negan

  4. 4

    25 casos confirmados por coronavirus en España

  5. 5

    Imputadas 20 personas que vendían mascarillas a 5.000 euros en Italia