Actualizado 03/05/2007 19:47 CET

(Resumen) Organizaciones de periodistas denuncian ataques a la libertad de prensa y crímenes impunes contra el colectivo

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Distintas organizaciones de periodistas coincidieron hoy, Día Internacional de la Libertad de Prensa, en denunciar los ataques a la libertad de prensa y los crímenes que quedan impunes contra el colectivo de informadores. Concretamente, Amnistía Internacional aseguró que la muerte de periodistas alcanzó "niveles históricos" en 2006, Reporteros Sin Fronteras alertó de la existencia de 34 "predadores" de la libertad de prensa y la Federación Internacional de Periodistas reclamó la liberación de todos los profesionales secuestrados.

La banda terrorista ETA continúa en la lista de los "mayores enemigos" de la libertad de prensa de este año, elaborada por Reporteros Sin Fronteras, y en la que entran a formar parte los presidentes de Laos y Azerbayán, Choummaly Sayasone e Ilham Aliev, respectivamente, mientras salen el rey de Nepal y el jefe de los maoístas nepalíes tras la firma de un alto el fuego. Además, esta organización cifra en 24 los periodistas y cinco los colaboradores muertos desde comienzos de año hasta la fecha.

Según Reporteros Sin Fronteras, también 125 periodistas se encuentran actualmente encarcelados y cuatro colaboradores, a los que se añaden 65 ciberdisidentes encarcelados por intentar expresarse en Internet y 13 periodistas secuestrados a día de hoy. Tras lamentar que en ocasiones los crímenes contra los periodistas quedan "en silencio" o "impunes, la presidenta de Reporteros Sin Fronteras en España, María Dolores Masana, lamentó la "desgracia" de que haya periodistas en España que tengan que llevar escolta.

Tras resaltar que el 90 por ciento de los profesionales de la información muertos en Irak eran reporteros locales, Reporteros Sin Fronteras destaca también que la guerra de Irak resulta el conflicto más mortífero para los periodistas desde la II Guerra Mundial, donde desde el 20 de marzo de 2003 a día de hoy han matado a 155 periodistas y colaboradores de medios de comunicación, es decir, más que en los veinte años de la guerra de Vietnam (63 periodistas) o en la guerra civil de Argelia (77 periodistas).

En esta línea, Amnistía Internacional (AI) aseguró hoy que en 2006 "las muertes de periodistas y personal de los medios alcanzaron niveles históricos, con al menos 155 asesinatos". Según un artículo de opinión de la organización difundido por el Secretariado Internacional, los informadores son "blancos fáciles" en los conflictos, ya que mientras "la mayoría de los civiles que se enfrentan a una situación peligrosa se dan la vuelta y tratan de hallar un sitio seguro, los periodistas hacen exactamente lo opuesto".

"El trabajo de periodista es informar, lo que a menudo significa que, cuando la mayoría de las personas están escapando, se cruzan con periodistas que caminan hacia el peligro", añadió Amnistía. "Es fácil olvidar que los periodistas también son civiles, un poco alocados, a veces imprudentes, pero civiles con la misma protección bajo el Derecho Internacional que cualquier otra persona civil", prosiguió, alertando de que se comete un crimen cuando se les dispara, lanza bombas, secuestra o encarcela "tan sólo por ejercer su trabajo".

LIBERTAD PARA LOS ENCARCELADOS O SECUESTRADOS.

Por todo ello, la Federación Internacional de Periodistas (IFJ, en sus siglas en inglés) reclamó que se ponga en libertad a todos los reporteros encarcelados o secuestrados en el mundo, demandando a los gobiernos de todo el mundo que revisen "con urgencia" todos los casos de periodistas encarcelados por realizar su trabajo y se les libere, advirtiendo de que una cultura de persecución de la prensa sólo contribuye a animar a los extremistas para que ataquen a los reporteros.

Asimismo, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, instó a que se ponga fin a la impunidad en los crímenes contra los periodistas. Después de subrayar que el pasado año murieron 150 periodistas en el ejercicio de su profesión y muchos más fueron detenidos o acosados, considera que "pese a los peligros, ahora se dispone de más información que nunca, gracias a la perseverancia y valor de los periodistas". También destacó que la violación del derecho a la libertad de prensa no se produce sólo en países en conflicto, sino también en naciones donde reina la paz.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas en España y de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, reivindicó un "espacio más claro y definido" para el ejercicio de la profesión y una "separación más nítida" en los medios de comunicación de las líneas editoriales de las informativas, que deben de ser --a su juicio-- "más amplias y de respeto fiel" a lo que ocurre.

En este sentido, los más de cien miembros de la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera (ACPE) mostraron su apoyo y solidaridad a las organizaciones españolas de reporteros lanzando un llamamiento a los regímenes democráticos para que cumplan con sus obligaciones ético-morales y defiendan "con decisión" la libertad de prensa. También tienen la esperanza de que el Consejo de Seguridad de la ONU haga cumplir la resolución para terminar con la impunidad de los delitos contra la prensa y los periodistas.

Por último, la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) aprovechó para exigir a los partidos políticos que se comprometan a acabar con la precariedad laboral en ciudades y pueblos donde gobiernen tras las elecciones municipales y autonómicas del próximo 27 de mayo, defendiendo la necesidad de una legislación que garantice a la ciudadanía que recibe información "veraz, contrastada y de calidad" y lamentando que el Congreso de los Diputados se resista a sacar adelante el proyecto de de Estatuto del Periodista Profesional.

Así, estos profesionales reclaman a los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales el compromiso de terminar con la precariedad laboral existente --en su opinión-- en "muchos" medios de titularidad municipal y autonómica y democraticen sus organismos de gestión para terminar con "el sectarismo y la manipulación de la información que existe en muchos de ellos". Asimismo, denuncian los "abusos" que la mayoría de las empresas de comunicación hacen de los estudiantes en prácticas.