25 de febrero de 2020
 
Actualizado 17/05/2012 13:06:15 CET

Sanidad dice que España es "un país muy civilizado" y que no se va a dejar a un inmigrante irregular sin tratamiento

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha afirmado que España es "un país muy civilizado, solidario y con grandes principios humanitarios" y que, por lo tanto, "si hay un inmigrante en situación irregular y tiene un cáncer, no le van a dejar sin un tratamiento".

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, Moreno ha explicado que "los ciudadanos en situación irregular tienen todos los servicios hasta los 18 años y que las mujeres que queden embarazadas también tendrán todos los servicios". Asimismo, añade que "se ha dejado abierta la puerta de urgencias para que puedan ser atendidos".

En cualquier caso, ha declinado "entrar en la batalla política sobre la sanidad para inmigrantes" y ha criticado que "existiera un vacío que permitía que los consulados extranjeros orientar a los ciudadanos sobre cómo acceder al sistema de salud español".

COPAGO SANITARIO EN EL PAÍS VASCO

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha afirmado que la rebeldía del Lehendakari, Patxi López, al afirmar que no se van a aplicar medidas como el copago sanitario u otras relacionadas con la sanidad en su región, "tienen mucho que ver con intereses electorales" y con la estrategia "un tanto frentista de la directiva del PSOE y Rubalcaba".

Moreno ha explicado que el Real Decreto Ley de reforma sanitaria "es de obligado cumplimiento" por parte de las comunidades autónomas y que, por tanto, "están obligadas a asumirlo". "Me sorprende que se diga que no se va a cumplir cierto puntos en el País Vasco cuando el consejero de Sanidad de la región estuvo en el Consejo Interterritorial de salud y no expresó, salvo matices, ningún descontento con el acuerdo al que se llegó", ha apostillado.

En este sentido, ha afirmado que si Patxi López no realiza el ajuste previsto "entrarían en juego los elementos de presión judicial y probablemente se entre en un litigio que podría acabar en el Tribunal Constitucional". Por ello, ha "confiado" en que "el Gobierno vasco entre en razón, aparte sus intereses electorales y cumpla con la ley sin escudarse en amparos estatutarios".

Moreno ha defendido el ajuste previsto en Sanidad, que pretende "hacer una cartera de servicios básica y común para todas las comunidades autónomas", así como "homogeneizar los distintos servicios sanitarios para que cualquier ciudadano español tenga los mismos derechos independientemente de donde haya nacido".

De este modo, ha explicado que la reforma nace "de la necesidad", debido a que "se había generado una deuda de 16.000 millones de euros y había comunidades autónomas que no pagaban hasta los 425 o 450 días, generando una alarma entre los proveedores y en el modelo sanitario". Así, Moreno ha detallado que en la reforma buscarán también "acabar con el turismo sanitario" para que ningún ciudadano que está en situación irregular genere bolsas de fraude permanente.

Finalmente, ha afirmado que el Gobierno está trabajando en con medidas para las familias numerosas y ha señalado que "probablemente en los próximos meses tengan noticias en este sentido".