Actualizado 16/08/2007 17:04 CET

Tráfico.- Velocidad, accidentes en autovía y de motociclistas y peatones, causas del aumento de siniestralidad en agosto

La DGT admite que los resultados del carné por puntos no son los "ideales" aunque sí "prometedores".

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La velocidad inadecuada, las salidas de la vía en autovías, los accidentes de motoristas y los atropellos de peatones, son las principales causas del incremento de la siniestralidad en las carreteras durante los primeros 15 días de agosto, respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende del análisis facilitado hoy por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así, en la primera quincena de este mes el número de accidentes se ha incrementado un 16,6 por ciento, pasando de 108 en 2006 a 126 en 2007, mientras que el número de fallecidos crece un 24,4 por ciento, de 127 a 158. Por tanto, durante estos quince días han fallecido 10,5 personas al día, mientras que en el mismo periodo de 2006 lo hicieron 8,5 y el año anterior 12. Además, se han registrado 87 heridos graves (31 por ciento más) y 98 heridos leves (63,3 por ciento).

"Es sin ninguna duda, el problema más grave que tiene la sociedad española y las 158 muertes que hemos tenido en estos 15 días de agosto, son 158 tragedias individuales, pero son una gran tragedia colectiva", subrayó el subdirector de Circulación de la DGT, Federico Fernández.

De los datos se desprende que los accidentes que más se han incrementado en este periodo son los producidos en autovías, que han crecido un 180 por ciento, pasando de 10 a 28, y causando un total de 40 víctimas mortales, lo que supone un incremento del 150 por ciento. Casi tres de cada cinco de estos accidentes se produjeron por salida de la vía o vuelcos.

En contraste, se ha reducido la siniestralidad en autopistas un 22,2 por ciento y se ha mantenido igual el número de accidentes mortales en carreteras convencionales. Sin embargo, el número de muertos es mayor también en autopistas, ya que se ha registrado 1 fallecido más, al igual que en carreteras convencionales, donde el balance arroja dos personas más que han perdido la vida.

COLISIONES FRONTOLATERALES.

En general la salida de la vía en cualquier carretera es el más mayoritario de los accidentes este año y su incidencia se ha incrementado un 34 por ciento, causando 22 muertos más. Junto con las salida de la vía, destaca este año el incremento en casi un 30 por ciento de las colisiones frontolaterales, que se han cobrado la vida de 27 personas (un 12 por ciento más que en 2006).

Además, se ha producido un incremento del 50 por ciento en el número de accidentes causados por la velocidad inadecuada, pasando de 20 a 30. También se ha registrado un incremento del 19 por ciento en los accidentes causados por alguna infracción, que ascienden a 44, mientras que los provocados por distracciones han disminuido un 14 por ciento, aunque el cansancio o el sueño ha sido factor de desencadenante en un 5 por ciento de siniestro más que el año anterior.

Las cifras también confirman el incremento en la siniestralidad sufrida por los motoristas, que suman 25 víctimas mortales con un incremento del 66,67 por ciento. Al mismo tiempo, se ha doblado el número de peatones fallecidos, pasando de 7 a 14.

A estos siniestros hay que sumar los 5 fallecidos registrados el pasado lunes en el accidente de un autobús en Lopera (Jaén), mientras que en 2006 no hubo que lamentar en el mismo periodo ninguna víctima mortal por esta causa.

SE MANTIENE LA FRANJA HORARIA.

En cuanto a las franjas horarias, la de mayor siniestralidad sigue siendo la que va de las 7,00 a las 13,59 horas, con un incremento de accidentes del 57,14 por ciento en los primeros 15 días de agosto y del 54 por ciento en el número de muertos. También se ha producido un "gran incremento" de víctimas mortales en los tramos de edad de 25 a 34 años y de 35 a 44. Eso sí, ha descendido el número de víctimas mortales que no usaban el cinturón de seguridad en turismos y furgonetas y todos los muertos en moto y ciclomotor llevaban casco.

En todo caso, este análisis es, para la DGT, provisional dado que se trata de un periodo muy corto de tiempo y es necesario evaluar su la evolución de la siniestralidad a más largo plazo. "No debe olvidarse que si tomamos la media de los ocho últimos años, estamos ahora mismo como una disminución del 20 por ciento en el número de fallecidos con respecto a esa media de los últimos 8 años. En el año 2003, hubo más de 250 muertos en este mismo periodo, así que vamos avanzando pero estamos aún muy lejos de alcanzar el éxito final, que sería que no hubiera accidentes mortales con víctimas en las carreteras", indicó Fernández.

CONDUCIR SIN CARNÉ SERÁ DELITO PRONTO.

Para Fernández esta tendencia indica que los resultados del carné por puntos son "prometedores" aunque no los "ideales". "Que no quepa la menor duda --añadió--, todo aquel que pierda los puntos perderá el carné y la posibilidad de conducir. Además, con las medidas que se pretenden implementar en los próximos meses, conducir habiendo perdido el carné será un delito porque estará incluido en el Código Penal".

Fernández quiso insistir en que el problema de la seguridad vial no se reduce a estos quince días y subrayó que los muertos como consecuencia de accidentes de tráfico en carretera se registran todos los días. Hasta el 31 de julio de este año, la media de fallecidos diarios era de 7,5, mientras que en agosto se ha elevado a 10,5. "Esa es la gran tragedia colectiva en España", concluyó.