Publicado 05/03/2021 14:09CET

El 38% de los contratos en el programa 'Reciclar para cambiar vidas' son mujeres en riesgo de exclusión social

Archivo - Isabel Vela, una de las beneficiarias del proyecto 'Reciclando para cambiar vidas' que impulsan Ecoembes y Fundación 'la Caixa' para favorecer la inserción social de personas en riesgo de exclusión.
Archivo - Isabel Vela, una de las beneficiarias del proyecto 'Reciclando para cambiar vidas' que impulsan Ecoembes y Fundación 'la Caixa' para favorecer la inserción social de personas en riesgo de exclusión. - ECOEMBES - Archivo

   MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El 38 por ciento del programa de inclusión 'Reciclar para cambiar vidas' que se realiza en el sector de los residuos son mujeres en riesgo de exclusión social, según ha informado Ecoembes que destaca que en los últimos tres años las contrataciones de mujeres ha crecido 17 puntos.

   La iniciativa busca equiparar las oportunidades entre hombres y mujeres en riesgo de exclusión social y que los colectivos vulnerables puedan lograr la inclusión laboral y social en el sector del reciclaje y los residuos.

   Desde la puesta en marcha de este programa de Ecoembes, se ha logrado la colaboración de 450 organizaciones sociales y empresas. Hasta la fecha, las mujeres suponen ya el 38 por ciento de las más de 1.100 contrataciones de este programa desde su inicio hace siete años, un porcentaje que ha experimentado un incremento de 17 puntos en estos últimos tres años.

   Para Isabel Vela, una de las mujeres que ha logrado empleo en la cadena del reciclaje a través de este programa, relata que cuando formó parte del proyecto se sintió "reciclada" y en la actualidad tiene "muchas ganas de seguir creciendo y progresando" en el sector.

   "Este programa hace una gran labor con personas que estamos pasando por momentos duros y necesitamos encontrar una vía de escape para seguir adelante", refleja Vela que asegura muchas mujeres quieren ser parte del sector.

   Por su parte, Sonia Nieto, que también trabaja desde hace tres años como carretillera en una empresa recicladora destaca que hay algunos sectores en los que la presencia del género femenino es menos visible y, por este mismo motivo, se comete el error de interpretar que este hecho está asociado a la capacidad para desarrollar el trabajo. "Como ha ocurrido en mi caso, esta tendencia está cambiando y se le da valía a la profesionalidad y competencia de la persona anteponiéndolo a cualquier otro aspecto", añade.

   Naomi Borreda acaba de ser contratada como operaria de residuos a través de 'Reciclar para cambiar vidas' y asegura que con su trabajo está ilusionada y se siente realizada. "El mensaje que trasmito es que en este sector también tienen cabida las mujeres que pueden encontrar su oportunidad igual que la encontré yo. En este trabajo puedo poner en práctica todo lo que aprendí, pero no solo eso, sino que me siento muy realizada cuando veo que con mi trabajo contribuyo a cuidar de nuestro entorno", expone.

   El proyecto surgió hace siete años para insertar laboralmente a personas cuyas oportunidades de encontrar empleo se vieran muy reducidas por distintos motivos de índole social. Así, además de a parados de larga duración, víctimas de violencia de género y otros colectivos con dificultades, 'Reciclar para Cambiar Vidas' ofrece formación en gestión de residuos a reclusos, gracias a la colaboración mantenida con el Ministerio de Interior a través de Instituciones Penitenciarias.

   En 2017, la Fundación 'la Caixa' a través de su programa Incorpora, amplió la iniciativa a todo el territorio nacional. La iniciativa está alineada con la Agenda 2030 de Naciones Unidas, contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 10 (reducción de las desigualdades), 4 (educación de calidad) y 17, (alianzas para alcanzar los Objetivos).