Actualizado 23/07/2012 20:57 CET

CAI invertirá 800.000 euros en la ampliación y reforma de la Residencia 'Torremedina' de Garrapinillos (Zaragoza)

Residencia 'Torremedina", en Garrapinillos
CAI

Es la mayor actuación asistencial de la Obra Social de Caja Inmaculada en 2012

ZARAGOZA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Obra Social de Caja Inmaculada (CAI) invertirá 800.000 euros para ampliar y rehabilitar la Residencia Psicogeriátrica CAI 'Torremedina' del barrio de Garrapinillos de Zaragoza, destinada a personas mayores con demencia, alteraciones de conducta y avanzado deterioro físico. Esta es la actuación más importante de la Obra Social de CAI en 2012, tanto por la inversión como por la importante función asistencial que cumplirá el centro.

La Asociación Voluntariado en Geriatría, responsable de su gestión, aportará además otros 100.000 euros para el equipamiento de las nuevas instalaciones.

Las obras han comenzado recientemente y está previsto que terminen en noviembre. Una vez finalizados los trabajos, se convertirá, junto con el Centro CAI Afedaz 'Virgen del Carmen', en una de las mejores unidades especializadas de Aragón en la atención a personas mayores con gran dependencia: atenderá a 25 enfermos que necesitan vigilancia

y cuidados personalizados de forma continuada.

También permitirá mantener un equipo de trabajo experimentado, formado y especializado integrado por 17 personas, 13 de ellas en atención directa y jornada completa y 4 profesionales con dedicación parcial --médico, terapeuta ocupacional, trabajador social y administrativo--.

La directora de la Obra Social de CAI, María González, ha explicado que la residencia contribuye a paliar la escasez de plazas para ancianos dependientes, "uno de los grandes retos para

las próximas décadas no solo de nuestra ciudad y de nuestra Comunidad sino del conjunto del país".

Asimismo, ha subrayado que la fuerte inversión realizada está en

consonancia con el papel fundamental que desempeñará el centro y con una de las prioridades de la entidad. "Confirma una vez más el compromiso de Caja Inmaculada con los grupos sociales más vulnerables, como son las personas mayores enfermas, y el gran esfuerzo que estamos haciendo en este ámbito, especialmente destacable en una coyuntura general de severos ajustes presupuestarios como la actual".

16.000 PERSONAS CON DEMENCIA

En Aragón casi el 20 por ciento de la población tiene más de 65 años y se estima que aproximadamente 16.000 personas, un 6 por ciento, padecen demencia.

"Ante esta realidad muchos enfermos precisarán cuidados fuera de su entorno familiar en centros especializados por presentar alteraciones en la conducta, desorientación y cambios frecuentes en sus hábitos. Es decir, son procesos difíciles de tratar por las familias, por lo que necesitan una atención profesional. Por ello, nuestro reto es abordar el cuidado integral de estas personas para mejorar al máximo su calidad de vida", ha expuesto Mercedes Obís.

Durante el tiempo que duren las obras, los residentes y personal han sido trasladados a otro centro de la ciudad.

ASOCIACIÓN VOLUNTARIADO EN GERIATRÍA

La Asociación Voluntariado en Geriatría es una entidad aragonesa que desde principios de los años 80 desarrolla programas de atención para personas mayores frágiles y/o dependientes en su domicilio. En 1990 se hizo cargo de la Residencia Psicogeriátrica CAI 'Torremedina', creada ese año por Caja Inmaculada aprovechando un antiguo edificio cedido por el Ayuntamiento de Zaragoza.

Gestiona también la Residencia Geriátrica Asistida 'La Inmaculada', perteneciente igualmente a la Obra Social de CAI. En este centro, situado en el Paseo de Colón de Zaragoza, atiende a 40

personas mayores dependientes que no pueden cubrir sus necesidades asistenciales en su entorno habitual.