Actualizado 11/12/2007 17:27 CET

Cajasol destina 26.000 euros a Obras Cristianas de Gibraleón para ayudar a los niños desfavorecidos de Chernóbil

HUELVA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Cajasol firmó hoy un convenio de colaboración con la Asociación Obras Cristianas de Gibraleón (Huelva) por el que destinará 26.000 euros para paliar, en lo posible, el grave riesgo que para la salud de los niños supone la exposición constante a la atmósfera contaminada de Chernóbil, en Ucrania.

Gracias a esta iniciativa, cada verano un grupo de menores necesitados que no goza del derecho a un hogar ni a una familia normalizada puede viajar hasta Huelva para disfrutar del clima de esta provincia, según valoró la Fundación Cajasol en un comunicado de prensa.

El vicepresidente de Cajasol, Mario Jiménez, encargado de rubricar este acuerdo junto con el presidente de la asociación, Diego Suárez, destacó durante el acto que existen "pocas personas en esta provincia que tengan una trayectoria tan larga y fructífera en el trabajo por los demás", al tiempo que reconoció la "importante" labor que Obras Cristianas desarrolla en la provincia de Huelva y en el resto de España, "pero también fuera de nuestras fronteras".

En este sentido, se mostró "seguro" de que la asociación "sabrá rentabilizar cada céntimo de esta cantidad que se destina a una función tan importante y digna" y aseguró que el acuerdo firmado le proporciona una doble satisfacción, como son la de "contribuir al esfuerzo y al trabajo que se realiza por parte de las entidades sociales de la provincia, así como el hecho de que la ayuda sea para un proyecto tan grande desde el punto de vista de las personas que se benefician de él así como de la labor que se realiza".

Por su parte, el presidente de Obras Cristianas, Diego Suárez, se mostró muy agradecido por la ayuda de Cajasol, "una donación importantísima que agradecemos de corazón", y subrayó que se trata de "una suerte de aguinaldo que va a llegar muy lejos y que contribuirá a que cada vez más niños sonrían".

La Asociación Obras Cristianas de Gibraleón trabaja desde hace años en Kiev, donde se ocupa de la alimentación, la educación y la salud de medio millar de niños al mes a través de diversos centros por toda la ciudad. La actividad de Obras Cristianas en el extranjero se extiende también a México, Argentina y Chile.