Publicado 02/03/2021 17:40CET

Empresas europeas deben multiplicar por 8 su ambición en reducción de emisiones para lograr las metas de 2030, según CDP

Archivo - Capa de contaminación sobre la ciudad desde el Cerro del Tío Pío en Madrid (España), a 18 de enero de 2021.
Archivo - Capa de contaminación sobre la ciudad desde el Cerro del Tío Pío en Madrid (España), a 18 de enero de 2021. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

   Apenas una de cada 10 empresas europeas están alineadas con el Acuerdo de París

   MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las empresas europeas deberían multiplicar por 8 su nivel actual de ambición en materia de emisiones para lograr el objetivo fijado para 2030 de limitar el calentamiento a 1,5°C, según un estudio publicado por CDP, la organización internacional que evalúa el desempeño de las empresas en la lucha contra el cambio climático.

   Los autores del informe realizan esta predicción en base a un modelo con tres posibles escenarios para 2030, estableciendo tasas alternativas de aceleración en la fijación de objetivos de las empresas. Los escenarios se basan en las puntuaciones de CDP, que dan una indicación general del rendimiento climático actual de una empresa, y en las calificaciones de temperatura de CDP, que asigna un camino a seguir de temperatura a las empresas en función de los objetivos de reducción de emisiones.

   El informe --que lleva por lema 'Running hot: accelerating Europe's path to Paris' ('Acelerando el camino hacia París')--, también señala el papel clave que desempeñan los bancos y los inversores en la consecución de este objetivo. Actualmente, sólo la mitad de las instituciones evalúan si los clientes o las empresas inversoras tienen estrategias alineadas con París.

   Pero, sin un mayor compromiso, el informe estima que en un escenario de "aceleración modesta" los bancos podrían tener que ajustar sus carteras de préstamos en un 20-30% para cumplir los objetivos de París.

   Por ello, en general, vaticina que el sector empresarial europeo va camino de alcanzar los 2,7°C de calentamiento global a finales de siglo, con países que oscilan entre los 2,3°C (Suiza) y los 3,0 °C (Reino Unido, Bélgica e Italia). En el caso del sector empresarial español, el informe afirma que se sitúa en 2,9°C.

   El documento estima que el 95% de todos los préstamos a empresas en Europa proceden de bancos que aspiran a alinearse con París. Sin embargo, precisa que menos de una de cada 10 empresas europeas tienen hasta ahora objetivos de emisiones alineados con el objetivo de París de "bien por debajo de los 2 °C", lo que significa que los bancos que financian a estas empresas están muy lejos de estar alineados con París en la actualidad.

   El estudio se basa en los datos que casi 1.000 empresas europeas, con un valor de mercado de alrededor del 80%, revelaron en 2020 a CDP, que gestiona el sistema de divulgación medioambiental mundial, y unos estudios de mercado más amplios.

   Los últimos datos corporativos muestran el impulso de una mejor fijación de objetivos entre las empresas y las mejores se están descarbonizando rápidamente. El 56% de las empresas afirman tener ya un plan de transición, que se eleva a más de tres cuartas partes en el sector energético. Los autores del estudio ven alentador que más del 50% de las empresas europeas por valor de mercado se han adherido a la iniciativa Science Based Targets, que aprueba si los objetivos de emisiones se ajustan al acuerdo de París.

   Las mejores empresas, en términos de descarbonización, informaron de una reducción total de emisiones del 15% el año pasado, y redujeron la intensidad del carbono (emisiones por ingresos) en una quinta parte, aunque el estudio constata diferencias.

   De este modo, en los sectores del acero y de los servicios eléctricos los datos muestran que las mejores empresas son hasta 4 veces más eficientes en materia de carbono que las de menor rendimiento. Y sólo el 35% de las empresas de los sectores de mayor impacto revelan hasta ahora datos sobre sus emisiones indirectas más importantes, las de Alcance 3, que representan un mínimo (y subestimado) del 80% del total de las emisiones declaradas.

"MÁS MEDIDAS POR PARTE DE LAS EMPRESAS"

   El informe se ha presentado en el marco de los Premios CDP Europa, CDP Europe Awards, celebrados junto con el Banco Europeo de Inversiones en Euronews, donde han intervenido, entre otros, la canciller alemana Angela Merkel o el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, Ambroise Fayolle.

   "El sector empresarial europeo está en plena ebullición. Basándose en la ambición actual, se encuentra en una senda de calentamiento de 2,7°C, más de un grado más de lo que la ciencia climática dice que necesitamos alcanzar para prevenir los impactos más catastróficos del cambio climático. El hecho de que las principales empresas de muchos sectores estén fijando objetivos ambiciosos y reduciendo sus emisiones es positivo y demuestra que la rápida descarbonización es factible", ha afirmado en la presentación el director ejecutivo de CDP Europa, Maxfield Weiss.

   "Pero con menos de 1 de cada 10 empresas con objetivos suficientemente ambiciosos, nuestros nuevos datos muestran que necesitamos muchas más medidas por parte de las empresas y las instituciones financieras para cumplir nuestros objetivos. Los bancos y los inversores tienen sus propias grandes ambiciones: ahora necesitamos que se comprometan más con las empresas para elevar el nivel de divulgación y de acción, de modo que aceleremos el camino de Europa hacia París y para que se produzca el Acuerdo Verde Europeo", ha añadido.

   "El documento de este año incluye avances alentadores, ya que más de la mitad de las empresas han establecido planes de transición y muchas de ellas han hecho verdaderos progresos en la reducción de emisiones. Pero también muestra lo mucho que tenemos que acelerar el ritmo si queremos alcanzar los objetivos de París. Muchas de las principales instituciones financieras de la región se han propuesto alinear sus préstamos e inversiones con París, lo que contribuirá a crear un círculo virtuoso: las empresas que se adelanten a la transición deberían tener más facilidad para conseguir capital", ha destacado por su parte James Davis, socio de Servicios Financieros y responsable de Finanzas Sostenibles en Europa de Oliver Wyman.