La exposición 'XXI: Un futuro en femenino' aborda los retos que afronta la mujer en su vida familiar, laboral y personal

Actualizado 23/02/2012 15:21:36 CET
CASA ENCENDIDA

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'XXI: Un futuro en femenino', promovida por el profesor Santiago Dexeus y el doctor Damian Dexeus, se exhibirá en La Casa Encendida de Obra Social Caja Madrid, en la capital, entre este viernes y el 21 de marzo, con el objetivo de abordar los retos que afrontan la mujeres en su vida familiar, laboral y personal.

Esta muestra, patrocinada por Fundación Repsol, "aporta las claves para conseguir que sea el propio visitante quien responda a la pregunta de si la sociedad es realmente igualitaria", según han explicado los responsables de la iniciativa.

'XXI: Un futuro en femenino' presenta testimonios reales de mujeres conocidas y anónimas que abordan los retos y oportunidades a los que la mujer se enfrenta en tres grandes ámbitos temáticos: el ámbito doméstico, de la vida privada y familiar; el ámbito público, del trabajo y la inclusión en la sociedad; y el ámbito privado, el del individuo y su derecho a la salud y su desarrollo físico y psíquico.

La inauguración oficial de la exposición tendrá lugar a las 20 horas y contará con la presencia del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno Bonilla, la directora general de Comunicación y Gabinete de Presidencia de Repsol y miembro del Patronato de la Fundación Repsol, Begoña Elices, el fundador y vicepresidente de la Fundación Escuela Dexeus, Santiago Dexeus, y el director de La Casa Encendida, José Guirao.

Dentro de estos ámbitos y de una forma muy interactiva, a través de pantallas táctiles, videojuegos o webcams, el visitante descubre datos, impactos e impresiones de la exposición, que le ayudan a comprobar si su sociedad, y su conciencia, proporcionan a la mujer las herramientas necesarias para que desarrolle todas sus capacidades.

Algunos de los datos que se presentan en la exposición muestran que las empresas que aplican la conciliación laboral y familiar ven reducido en un 30 por ciento el absentismo laboral. Asimismo, pone de manifiesto que el perfil de la persona que presta cuidados a un abuelo o a una persona discapacitada es el de una mujer de entre 45 y 65 años y que reside en el mismo hogar que la persona a la que cuida.