Publicado 02/05/2020 10:14:36 +02:00CET

El futuro de la RSC tras el Covid-19: alianzas público-privadas y políticas ambientales y para empleados

Un hombre circula en bicicleta protegido con mascarilla durante el día 39 del estado de alarma en el país por la crisis del coronavirus. En Sevilla (Andalucía, España), a 22 de abril de 2020.
Un hombre circula en bicicleta protegido con mascarilla durante el día 39 del estado de alarma en el país por la crisis del coronavirus. En Sevilla (Andalucía, España), a 22 de abril de 2020. - María José López - Europa Press

   MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El avance de la pandemia provocada por el Covid-19 ha provocado una ola de solidaridad en numerosos sectores, entre ellos el empresarial, que se ha volcado con donaciones o adaptando su proceso productivo para abastecer del material necesario para luchar contra el virus, un cambio que repercutirá en las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) con el impulso de las alianzas público-privadas o el desarrollo de políticas a favor de los empleados, según varios expertos del sector.

   En declaraciones a Europa Press, el director general de Forética, Germán Granda, ha puesto el foco en el éxito de las alianzas público-privada, pues "la cooperación entre todos los agentes sociales --desde los gobiernos hasta los ciudadanos-- busca minimizar su impacto: en un primer momento, desde el ámbito de la salud y el bienestar, y en una segunda derivada, en el ámbito económico y empresarial".

   Para Granda, aunque "aún" no se puede medir la magnitud de las consecuencias que se derivará de esta crisis, se han empezado "a ver los primeros desajustes: fuertes niveles de endeudamiento, colectivos de trabajadores con baja o nula cobertura de desempleo y una amplio porcentaje de la población en riesgo de pobreza". "Ante una crisis de esta envergadura, las empresas tratan de frenar el alcance y minimizar en la medida de lo posible su impacto, tratado de proteger a sus empleados, asegurando el servicio de los clientes y buscando nuevas fórmulas viables para garantizar el desarrollo económico de la compañía", ha destacado.

   En cualquier caso, Granda cree que la crisis dejará "lecturas positivas". "Desde la perspectiva de la sostenibilidad, hace aún más tangible el valor del compromiso de las empresas por el desarrollo sostenible y el liderazgo responsable. Las empresas que han apostado de manera estratégica por la sostenibilidad probablemente saldrán reforzadas. Así lo reflejan los mercados: los índices sostenibles --tanto de bolsa como de bonos-- han mostrado una fortaleza muy superior a los índices tradicionales. Además, las empresas con políticas de capital humano más avanzadas están siendo capaces de adaptarse rápidamente a este nuevo entorno desconocido", ha añadido.

   En la misma línea se ha expresado la directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, para quien "si hay una enseñanza que ya podemos extraer es que las amenazas son globales y las respuestas han de ser conjuntas". "El trabajo en alianzas cobra más sentido que nunca. Y dentro de esta familia, la contribución del sector privado se revela como una aportación clave, como ya lo tenía en la agenda del desarrollo sostenible", ha enfatizado.

   Por ello Sánchez ha insistido en que se necesita a "esas empresas que ya tienen consolidada su responsabilidad social y han apostado por ser esa fuerza positiva para la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que promueve la Agenda 2030". "Hoy más que nunca es momento de no olvidar la sostenibilidad. Por supuesto la económica, pero también la ambiental y la social", ha añadido, poniendo en valor el papel de los Diez Principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

   "Esta crisis sanitaria sin precedentes hace patente la necesidad de que los líderes empresariales se guíen por estos valores universales. Hoy más que nunca los ciudadanos van a exigir líderes empresariales firmes e íntegros que trabajen no solo por la viabilidad de sus empresas, sino también por recuperar y mejorar nuestra sociedad --ha argumentado-- No solo se necesitan líderes que puedan adaptarse al mundo, sino transformarlo. Esta crisis va a suponer un punto de inflexión, pero el llamamiento para el presente es contemplar la vulnerabilidad de los colectivos para que las soluciones no se tomen por encima de sus derechos o la dignidad de los trabajos".

   Desde el Observatorio de la RSC, su coordinador Orencio Vázquez, ha augurado que la responsabilidad social que se avecina va a venir marcada por varios factores. "Por un lado, la constancia de la necesidad de acompañar a la globalización de mecanismos e instituciones con capacidad de respuesta conjunta ante desafíos globales; y por otro, el replanteamiento del proceso de deslocalización y externalización de la producción de bienes y servicios que se ha producido en las últimas décadas", ha explicado.

   "Otra cuestión que puede marcar el futuro de la RSC es el papel de liderazgo que está asumiendo China y que seguramente genere nuevos equilibrios en el escenario internacional aumentando su influencia actual. Hay desafíos que vienen inmediatamente después de la emergencia sanitaria: el desempleo, las necesidades sociales... hay otras que estaban antes y que seguirán después, como es el caso del cambio climático que, si bien no deja ver sus efectos de manera tan evidente e inmediata como el coronavirus, sus efectos si no actuamos a tiempo serán letales para la especie humana y para el planeta", ha alertado.

   Por todo ello, a juicio de Vázquez, "es un momento en el que se va a poner a prueba la capacidad de respuesta conjunta de gobiernos, empresas y resto de sociedad civil. Esperemos que la humanidad, por su bien, esté a la altura de las circunstancias".

   Mientras, la directora de la Fundación SERES, Ana Sainz, ha recordado que "el tema de las pandemias y la salud estaba en todas las agendas, pero nadie podía imaginar que sería así". En cualquier caso, ha indicado que hay que aprovechar "el modelo de cambio" que ha generado esta crisis, sobre todo en materia de RSC, donde "la reacción ha sido impresionante". "Espero que se siga trabajando a largo plazo y tener una hoja de ruta clara en la que se refleje el compromiso social y emrpesarial", ha precisado.

   Así, ha destacado que la institución se ha erigido como "punto de encuentro" para poner en valor estas iniciativas a través del movimiento #SERESResponsables, que apoya a las empresas y ONG en su respuesta a la emergencia sanitaria actual mostrando los proyectos que están marcha y que suponen una contribución a la crisis del covid-19 en España. "Es el momento de la colaboración y poner en valor a los intagibles", ha indicado.

"BAÑO DE REALIDAD QUE REORGANIZARÁ LA RSC"

   Desde el inicio de la pandemia, las empresas han mostrado su lado más solidario principalmente a través de la donación de material y servicios, e incluso de sus instalaciones, como en el caso de las cadenas hoteleras, mientras que las cadenas de distribución adaptaron sus horarios, entre otras acciones, además de apostar por el teletrabajo en la medida de lo posible.

   Por ello la socia de CVA --empresa organizadora de los Premios Empresa Flexible--, Marisa Cruzado, ha afirmado que "este baño de realidad ha puesto de manifiesto lo vulnerables" que somos como sociedad por lo que augura que "traerá consigo una reorganización de las prioridades en materia de RSC".

   "Con las plantillas reducidas de nuevo, la necesidad de mejorar la productividad, un ambiente social pesimista y un recorte de presupuesto, se retomarán políticas dirigidas motivar el empleado, y aumentar su engagement con la organización. En esta línea, en mi opinión, se

   optará por políticas de ayuda social (apoyo a empleados con personas dependientes, políticas dirigidas a mayores), políticas de voluntariado, medio ambiente (ligado al teletrabajo y su impacto en la limpieza del aire) y mecenazgo deportivo y cultural (aunque será un sector muy castigado y se tratará de un apoyo por la recuperación de una cierta normalidad)".

   Además, ha augurado que cree que las empresas "se alejarán de materias propias de épocas de bonanza, como la empresa saludable entendida como gimnasios, fisioterapias, alimentación, nutrición.." mientras que el presidente de ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, José Luis Casero, ha alertado: "No podemos dejar que nos pille otra situación similar en el medio plazo sin estar preparados".

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    La Reina Letizia enamora, con un sencillo look, en la inauguración de una exposición sobre Miguel Delibes

  2. 2

    Paula Echevarria, la mami más fashion en la vuelta al cole de Daniella

  3. 3

    Varios kilómetros de atascos a las salidas de Madrid en casi todas las autovías y varias carreteras

  4. 4

    La Comunidad de Madrid restringe la movilidad en zonas de seis distritos de la capital y de otros siete municipios

  5. 5

    Toño Sanchís y su mujer, Lorena Romero, reaparecen después de que Belén Esteban haya vendido su casa