Ingenieros denuncian que los bosques están "más abandonados que nunca" desde 2011 y reclaman más inversión

Publicado 21/03/2014 13:59:14CET
BOSQUES SOSTENIBLES

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales (COIFT) ha reclamado un compromiso de inversión pública en el sector forestal porque los bosques están, en su opinión, "más abandonados que nunca".

Con motivo de la celebración este viernes del Día Forestal Mundial, los ingenieros exigen más inversión para cumplir el Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal y una atención especial a los fondos FEADER y FEDER 2014-2020, ante el abandono actual de los bosques "a su suerte".

En este contexto, denuncian que la inversión pública ha caído un 50 por ciento en los últimos tres años y sin incentivos fiscales o financieros que favorezcan la inversión de los propietarios forestales privados. Así, advierten de que esta reducción en la inversión pública (de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas) pone en peligro la conservación de nuestro patrimonio natural y contribuye a rebajar la calidad de vida de los ciudadanos.

Asimismo, exigen incentivos fiscales y económicos que promuevan la gestión forestal sostenible en los bosques privados (el 60 por ciento de la superficie forestal española).

Respecto a la Ley de Montes, cuya modificación está en tramitación, reclaman que incluya que la confección de los documentos técnicos a que se refieren los artículos 31 (Planes de Ordenación de los Recursos Forestales), 41 (Planes de restauración hidrológico forestal) y 48.3 (Plan de defensa contra incendios en zonas de alto riesgo) será dirigida y supervisada por un titulado forestal universitario tal y como se decía en una enmienda del propio Grupo Popular cuando la Ley se modificó en 2006.

Respecto a los principales problemas de los bosques, el colectivo subraya la falta de gestión, ya que únicamente el 12 por ciento de la superficie forestal española cuenta con planes de ordenación. "La inversión pública ha disminuido más de un 50 por ciento en los últimos tres años y la inversión privada, sin incentivos fiscales que promuevan la gestión forestal sostenible, no puede hacer frente una costosa gestión para la conservación de la biodiversidad", han insistido en un comunicado con motivo del Día Mundial de los Bosques.

Por último, manifiesta que invertir en bosques es apostar por la calidad de vida y recuerda a las administraciones públicas que es su responsabilidad fomentar nuevos bosques, así como mantener un medio natural que garantice los servicios básicos para la vida: oxígeno, agua, recursos naturales renovables y biodiversidad.

Finalmente, insiste en que invertir más en las áreas forestales crea empleos directos, mejora la conservación y gestión; reduce el número de grandes incendios forestales y sus perjuicios ecológicos, materiales y humanos.