El Instituto Tomás Pascual Sanz cumple 12 años "mejorando la calidad de vida de la sociedad"

Publicado 15/02/2019 18:47:03CET
Foto Pascual reivindica en su 50 aniversario los valores como base del negocio
CALIDAD PASCUAL

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS) ha celebrado en el Museo Reina Sofía los doce años de su fundación en un acto en el que ha puesto de manifiesto su objetivo desde su origen: "mejorar la calidad de vida de la sociedad".

Con el título 'Valores que aportan Calidad Vital', ha tenido lugar un debate, en el marco de los actos conmemorativos del 50 aniversario de Calidad Pascual, para reflexionar sobre principios inspiradores, tanto en la empresa como en la sociedad, que unen a las dos organizaciones: la pasión, la cercanía, la integridad, la innovación y la calidad.

El acto ha contado con la presencia de cuatro "héroes anónimos": el jefe del servicio de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz; la CEO y cofundadora de Grow.ly, Mereia Badia; el creador de la ONG Ayúdame 3D, Guillermo Martínez; y la atleta paraolímpica Sara Andrés.

"Nuestro objetivo de esta tarde es reflexionar sobre valores por medio del ejemplo de estos cuatro héroes anónimos. Personas que luchan día a día con las manos llenas de valores en distintos campos de actividad y conocimiento", ha señalado el presidente del Instituto Tomás Pascual Sanz, Ricardo Martí.

Por su parte, el presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual, ha destacado que como empresa comparten valores. "Si recogemos materia prima, envasamos, transportamos, vendemos, lanzamos nuevos productos o nos relacionamos con la sociedad, es porque entendemos que la empresa se desarrolla conforme a unos valores determinados", ha explicado.

Por último, la consejera de la compañía Sonia Pascual ha recordado que, aunque la sociedad ha dado "un giro de 180 grados" desde la fundación de Calidad Pascual en 1969, "los valores no han cambiado en lo esencial".

"Nos hemos autoimpuesto, y además lo hacemos de corazón, trasferir de generación en generación un conjunto de valores, tanto empresarios como humanos. Así lo hicieron nuestros padres y este es el legado que queremos transmitir a las siguientes generaciones. Primero personas, como consecuencia empresarios", ha concluido la consejera.