Este invierno es ya "el más húmedo" del siglo XXI y el tercero de los últimos 49 años, en España

EP
Actualizado 17/02/2010 15:33:24 CET

Sucesivas borrascas atlánticas continuarán afectando a España la próxima semana

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Este invierno es ya el más húmedo del siglo XXI y el tercero más húmedo desde 1961 en España, sólo detrás de 1978 y 1995, que fueron "incluso más húmedos" que el presente, tomando como referencia el periodo de 15 de diciembre a 15 de febrero, según informó este miércoles a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Rivera.

Por el contrario, éste no está siendo el invierno "más frío de la década" ya que faltan "las grandes heladas" propias de la estación. No obstante, Rivera precisó que enero concluyó con un carácter "muy ligeramente más frío", al igual que diciembre, pero esto no significa que sea el más frío sino que los anteriores habían sido "más cálidos".

Por otro lado, comentó que la borrasca afectó a casi toda España y que ya se está alejando de la Península Ibérica ha dejado cantidades "más que importantes" sobre todo en la vertiente atlántica. Concretamente, precisó que ayer las cantidades más importantes de lluvias se recogieron en Guadalupe (Cáceres), donde se acumularon 73 litros por metro cuadrado; Grazalema (Cádiz), 57 litros por metro cuadrado; Estepona (Málaga), 53 litros por metro cuadrado; Córdoba, 50 litros por metro cuadrado; Navalmoral de la Mata (Cáceres), 49 litros por metro cuadrado. "Esta noche las precipitaciones siguieron afectando sobre todo al centro, a Extremadura y a Andalucía", añadió Rivera.

"Es decir que tanto en Andalucía como en Extremadura se superaron los 50 o 60 litros por metro cuadrado", precisó, al tiempo que señaló que las cantidades acumuladas en capitales de provincia llegaron hasta 20 litros por metro cuadrado en Jaen; 34 litros por metro cuadrado en Guadalajara; 16 litros por metro cuadrado en Segovia; 15 litros por metro cuadrado en Soria; 35 en Cáceres, y 27 en Madrid-Barajas.

Así, lo más importante "tanto en precipitaciones como en viento" es la borrasca que está hoy llegando a Canarias y que afectará hoy a todo el archipiélago. Sin embargo, el portavoz de la AEMET explicó que se trata de una borrasca que "se mueve con rapidez y que no se quedará estacionada" en el archipiélago. De hecho, indicó que ya esta noche y mañana comenzará a afectar a Marruecos y toda la costa atlántica de ese país, para dirigirse hacia la costa del Golfo Cádiz.

Además, esta borrasca hará que mañana, jueves, aumente el temporal en la zona marítima entre Canarias y el Golfo de Cádiz, y que se registren precipitaciones abundantes en la baja Andalucía occidental, con vientos en algunas áreas y temporal en la mar se incrementarán las precipitaciones". Mientras, las precipitaciones y el viento irán disminuyendo a lo largo del día en Canarias, al tiempo que comenzarán por el suroeste de Andalucía. Se esperan, a lo largo de mañana, precipitaciones moderadas en el tercio sur de la Península, que podrán ser fuertes en áreas próximas al Golfo de Cádiz.

LLUVIAS Y VIENTO FUERTE EN LA MITAD SUR

En ese sentido, añadió que esta borrasca se dirige hacia la mitad sur oriental de España hacia el Mediterráneo, y cuando llegue al litoral oriental se fortalecerá "bastante más todavía" y se incrementarán las precipitaciones y los vientos en el Mediterráneo. Se prevé "temporal en la mar y a veces temporal fuerte y lluvias en las zonas costeras y en Baleares, durante las últimas horas de mañana".

En general, precisó que el tiempo empeorará entre mañana por la noche y el viernes y después la borrasca se dirigirá al sur de Francia y el norte de Italia, tras reforzarse, con lluvias y vientos fuertes y muy fuertes al pasar por el Mediterráneo. "Es una borrasca con la que hay que tener mucho cuidado", alertó.

Igualmente, añadió que la Península entrará en una "situación de espera" con algunas precipitaciones en la mitad norte, aunque "menos importantes", pero las temperaturas bajarán "algo" porque tras la borrasca entrará aire frío en la Península y podrían darse nevadas por encima de los 800 o 900 metros.

Para el portavoz de la AEMET, "lo importante" es que el domingo de madrugada entrará otra nueva borrasca "bastante activa"· por el oeste de la Península, con lluvias muy abundantes, las cuales podrían empezar siendo de nieve en algunas zonas del interior por ese aire frío.

"Parece que se inicia una semana con nuevas y sucesivas borrascas atlánticas. Este temporal da la impresión de que no tiene pinta de desvanecerse, tiene variaciones porque unas entrarán más por el suroeste y otras por el oeste, seguirá muy activa y muy fuerte esta circulación", concluyó.