Actualizado 09/07/2009 14:32 CET

Oceana pide a Repsol que sustituya sus prospecciones petrolíferas frente a Tarragona por aerogeneradores marinos

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización de conservación marina Oceana pidió hoy a Repsol que sustituya las prospecciones petrolíferas en el entorno del Delta del Ebro-Columbretes por aerogeneradores marinos y contribuya así a la reducción de los niveles de emisión de CO2.

En un comunicado, los ecologistas se quejan de que la prospección llevada a cabo por Repsol para retomar la explotación de los pozos Lubina-1 y Montanazo D-5, que se está desarrollando después de que el Gobierno eximiera a este proyecto de tener que someterse a la evaluación de impacto ambiental por decisión de la Secretaria de Estado de Cambio Climático, ya ha provocado algún vertido.

Así, Oceana señala que "las prospecciones de Repsol son responsables de al menos dos vertidos de hidrocarburos ocurridos en los meses de mayo y junio pasados, con un volumen de por lo menos cinco millones de litros de crudo", que Repsol ha reconocido como procedentes de sus actividades.

En una carta dirigida a la secretaria general de Cambio Climático, Teresa Rivera, el director ejecutivo de Oceana en Europa, Xavier Pastor, manifiesta su "perplejidad" por el hecho de que "un Gobierno que dice querer estar a la cabeza de la lucha contra el cambio climático y de la potenciación de las energías renovables esté favoreciendo, en su propio territorio, una actividad industrial tan anacrónica como lo es la extracción de crudo".

Además, Oceana asegura que "esta decisión contradice la línea tomada por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino con respecto a las medidas de Conservación Marina, como demuestra la reciente ampliación de la superficie de la Reserva Marina de las Islas Columbretes, entre otras iniciativas".

"Este combustible fósil inevitablemente acabará emitiendo a la atmósfera centenares de miles de toneladas de CO2 que incrementarán la contribución de nuestro país al calentamiento global del planeta", subrayan los ecologistas, quienes apuntan que "no es un momento para promover nuevas prospecciones petrolíferas en ningún lugar del mundo, sino de ir cerrando las existentes y sustituirlas por energías renovables".

Por ello, piden al Ejecutivo que cancele cualquier permiso de prospección petrolífera submarina y que, a cambio, promueva la instalación de parques de aerogeneradores marinos en las zonas consideradas "aptas" para producir energía renovable, como es el caso de las zonas en las que está operando Repsol, según el mapa correspondiente al Estudio Estratégico Litoral Ambiental elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y el de Industria.

"España es un país con un gran potencial de generación de energía renovable, y una industria preparada para ello y que genera decenas de miles de puestos de trabajo. Oceana pide que antes del 2014 se hayan instalado 1,000 MW de eólica marina y 5,000 MW antes del 2020", concluye Oceana.