ARHOE pide al Gobierno no adelantar los relojes este domingo

Reloj de pulsera
EUROPA PRESS
Actualizado 23/03/2015 15:02:09 CET

Dice que el cambio de hora equivale "a acostumbrarse a andar con una piedra en el zapato"

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero, ha pedido al Gobierno no adelantar los relojes este domingo para estar en el huso horario de Greenwich y recuperar la "posición natural", al abandonar el actual huso de Berlín, que se adoptó como medida provisional en 1942.

La madrugada del 29 de marzo comenzará oficialmente el horario de verano, cuando a las 02.00 horas habrá que adelantar el reloj una hora y serán las 03.00 horas. Sin embargo, en una entrevista a Europa Press, Casero insiste en la importancia de no efectuar este cambio para "estar en armonía con la luz solar". "Se trata de una antigua reivindicación --reconoce-- y, de este modo, en octubre, cuando se cambie de nuevo la hora, se volvería a la posición correcta".

"Podemos ponernos una piedra en el zapato y acostumbrarnos a andar con ella pero no hay necesidad. ¿A quién nos queremos parecer: a los países desarrollados o a los que están en desarrollo? ¿Queremos estar abiertos las 24 horas o queremos trabajar, tener vida y descansar?", se pregunta.

Según estimaciones del Instituto de Diversificación para el Ahorro Energético (IDEA), este cambio supone un ahorro potencial estimado de energía que podría alcanzar el 5 por ciento. Pero en palabras de Casero, "en la práctica ese ahorro energético no es significativo, puesto que las jornadas de trabajo siguen siendo maratonianas y se sale de trabajar a horas intempestivas, practicando más la cultura de la presencia que la de la eficiencia y menoscabando no solo la justa conciliación de la vida personal, familiar y laboral de las personas, sino también perdiendo eficacia y productividad en las empresas".

Como afirma el presidente de ARHOE, "un ordenador encendido a deshora no consume sólo energía, también consume vida" por lo que alerta de las consecuencias de jornadas laborales que exceden las horas estipuladas. "Hay que dar valor a cosas, porque a los políticos y a los grupos empresariales se les llena la boca con aspectos como competitividad, eficiencia e innovación pero no le dan una dimensión práctica real. Alguien que no descansa no puede ser innovador; ser competitivo no es echar más horas, sino ser eficiente", defiende.

Aunque reconoce que es "imposible" generalizar un horario de oficina para todos los segmentos de la población ni todos los sectores, como el del comercio o el sanitario, "hay un gran núcleo de la población que podría tener" un horario más racional, un tema "complejo" para el que se requiere "organizar los intereses".

Por ello, entre otras reivindicaciones, insiste en la importancia de tener en cuenta las propuestas del informe elaborado en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja en el que se instaba a volver a adoptar el horario británico o adelantar a antes de las 23.00 horas el horario del 'prime time' en televisión, así como desarrollar medidas para facilitar la conciliación familiar.

MÁS DE UN MILLAR DE APOYOS

Por otro lado, Casero alerta de que "el hecho de que España no se rija por la hora que le corresponde, la solar, provoca problemas de salud, sobre todo en el sueño, tal y como avalan muchos profesionales del sector sanitario", una incidencia que repercute especialmente en los más pequeños.

Ante el cambio horario, la Comisión Nacional va a celebrar una reunión este domingo a las 11.00 horas en la Puerta del Sol (Madrid), que contará con la asistencia de destacadas personalidades y simpatizantes con la causa, y en la que se entregará la pulsera reivindicativa de color amarillo para "una conciliación real y efectiva".

Además se ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en Change.org, a la que se han adherido hasta la fecha cerca de un millar de firmantes, según detalla ARHOE.