El 30 por ciento de los convenios colectivos sectoriales de empresas catalanas no contempla medidas contra acoso sexual

Actualizado 30/11/2012 15:27:44 CET
Carme Catalán y Rosa Bofill, CC.OO.
EUROPA PRESS

BARCELONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 30 por ciento de los 285 convenios colectivos sectoriales que rigen a las empresas catalanas no contempla ningún artículo de prevención y lucha contra el acoso sexual ni la violencia de género, y solo el 14,8 de los que sí contemplan medidas de este tipo cuentan con protocolos específicos.

Así lo revela el informe anual sobre violencia machista en el mercado laboral y las instituciones que elabora el sindicato CC.OO. de Cataluña., que también recoge que solo el 43% de estos convenios de los distintos sectores laborales contempla medidas de protección para las mujeres víctimas de violencia machista.

"Aunque estamos trabajando mucho y en la buena dirección, aún queda camino por recorrer para proteger a las mujeres y conseguir igualdad real", ha valorado la secretaria de la Mujer y de Políticas Sanitarias de CC.OO. en Cataluña, Rosa Bofill, quien ha recordado que el acoso sexual es aún una realidad demasiado escondida en la sociedad actual.

Ha señalado que la discriminación por razón de sexo "no es algo nuevo, pero con la crisis se está incrementando", y ha afirmado que con la nueva reforma laboral son muchas las mujeres embarazadas y con hijos que están siendo despedidas.

Según Bofill, la crisis ha comportado la destrucción masiva de empleo, pero a la hora de establecer medidas para revertir la situación se ha puesto énfasis público y político principalmente en lo que afecta a la mano de obra masculina.

"Las actuaciones del Govern han ido encaminadas a recortar servicios básicos como la salud, la educación y la dependencia, sectores en los que el empleo está muy feminizado", ha valorado, recordando que la crisis está afectando especialmente a las mujeres.

Esto hace que, según ha explicado Bofill, se haya disparado un 29% las mujeres que retiran las denuncias por violencia machista: "Cada vez se ven más desprotegidas y muchas de ellas no se ven capaces de mantenerse por sí solas ni de garantizar un sustento para sus hijos".

Además, ha recordado que con las nuevas tasas judiciales ahora las mujeres también deben costear los divorcios, un proceso que "ven imposible de afrontar y les hace muy difícil la supervivencia tras la separación de la pareja".

RECORTES A ENTIDADES

Ha asegurado que la Generalitat todavía no ha pagado muchas subvenciones correspondientes a 2011 a entidades de lucha contra la violencia machista, adeudando aún todo el 2012, y ha asegurado que algunas de ellas han tenido que cerrar.

"Estas asociaciones cubren las deficiencias de la administración y si no se las ayuda se está perjudicando mucho a las víctimas", ha recordado Bofill, que ha reclamado mayor inversión en estudios, campañas de publicidad y educación en los valores de igualdad.