Actualizado 20/08/2007 21:05 CET

RSC.- Adecco se interesa por las aspiraciones profesionales de los menores con discapacidad

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Adecco-Fundación Adecco ha elaborado una encuesta sobre las aspiraciones profesionales de los menores con discapacidad según la cual el principal objetivo de este colectivo es "encontrar la oportunidad de poder acceder a un trabajo" y no una profesión concreta como la mayoría de los niños y niñas sin discapacidad.

Esta es una de las principales conclusiones de la encuesta '¿Qué quieres ser de mayor?', elaborada por la citada empresa a un total de 1.500 niños españoles, de edades comprendidas entre seis y 17 años, que, en su tercera edición, ha dado voz a los niños discapacitados.

Estos menores no desean ser futbolistas o profesoras, sino que aspiran a un trabajo en el que "puedan realizarse", según explicó hoy la fundación en un comunicado. "Se muestran muy agradecidos y leales a la compañía que les da esa oportunidad, anteponiendo sobre esto cualquier otra elección como pudiera ser el dinero o el prestigio", apuntaron.

Asimismo, la mayoría de los menores, con y sin discapacidad, anteponen la familia al dinero y el trabajo. Este dato se concreta en que el 80 por ciento prefiere pasar más tiempo con sus allegados, al prestigio laboral o a una buena retribución salarial.

LA PROFESIÓN DE LOS PADRES.

El estudio demuestra que más del 90 por ciento de los niños españoles tienen aspiraciones profesionales diferentes a las ejercidas por sus progenitores.

En el caso de los niños, predominan los trabajos relacionados con el deporte (23,8 por ciento); seguido de la seguridad (9,8 por ciento); las ciencias (8, 4 por ciento). Por su parte, las niñas prefieren profesiones relacionadas con la enseñanza (21,7 por ciento); la sanidad (20,2 por ciento); y el mundo de los animales (12,6 por ciento).

LO QUE LES PREOCUPA.

No sólo el futuro profesional es lo que más preocupa a los menores encuestados. Tanto los niños y niñas con o sin discapacidad comparten inquietudes y preocupaciones relacionadas principalmente con el cambio climático, la guerra, la pobreza, el hambre, el reparto de la riqueza, el terrorismo y la violencia de género. Con ello, según los responsables de estudio, "se comprueba que las nuevas generaciones parecen estar más concienciadas que los adultos de los problemas globales que amenazan al mundo".

Así lo refleja la encuesta, ya que si se les diera la oportunidad de cambiar tres aspectos de mundo, el 14,8 por ciento de los menores respondió que eliminaría los problemas relacionados con el medio ambiente; el 14,7 por ciento los conflictos bélicos; y un 11,9 por ciento erradicaría la pobreza. Estas inquietudes difieren de las de los adultos que, según la última encuesta del CIS, se centran en el terrorismo, el paro y la vivienda.