Actualizado 16/07/2007 21:09 CET

RSC.- Fuenlabrada (Madrid) contará con un servicio de recogida de aceite vegetal usado para producir biodiesel

FUENLABRADA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la empresa Urbaser permitirá a la delegación de Medio Ambiente poner en marcha, a partir de septiembre, un nuevo servicio para la recogida selectiva de aceite vegetal usado de origen doméstico con el objetivo de producir biodiesel.

Así, vehículos de Urbaser, provistos de contenedores especiales, recorrerán las calles de la ciudad para facilitar a los vecinos el depósito de este residuo, disuadiéndoles de eliminarlo a través de los desagües de sus casas.

Estos vehículos, además, según ha informado el edil de Medio Ambiente, José Sánchez Luque, se desplazarán los miércoles con el mismo cometido hasta los mercadillos instalados en las calles Extremadura y Cantabria.

Esta iniciativa se suma a la obligación que tienen lo bares y restaurantes de la ciudad de depositar el aceite vegetal usado que generan en el Punto Limpio.

Según destacó Luque, Urbaser utilizará el aceite que recoja para la producción de biodiesel, "un carburante no contaminante que cada vez se extenderá más entre los conductores".

El responsable de Medio Ambiente recordó, además, que los vecinos que lo deseen, y hasta la puesta en marcha de este servicio de recogida después del verano, pueden deshacerse del aceite usado en el Punto Limpio, "o, como mal menor, eliminarlo con los residuos orgánicos, ya que son tratados y evitamos la contaminación".

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'

  5. 5

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"