Actualizado 21/08/2007 20:46 CET

RSC.-El Gobierno uruguayo refuerza los controles en la planta papelera de Botnia tras un incidente con polvo de sulfuro

MONTEVIDEO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno uruguayo anunció hoy que aumentará la severidad de los controles y no autorizará las actividades de la empresa finlandesa Botnia en su planta papelera cuya construcción se ubica en la provincia de Entre Ríos, en la frontera con Argentina, "hasta que no ofrezca total seguridad", según afirmó hoy el ministro de Medio Ambiente, Mariano Arana.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, en declaraciones al diario uruguayo 'El Observador', consideró "inadmisible" el incidente químico de la pasada semana, cuando se escapó al aire polvo de sulfuro de sodio utilizado para el blanqueo de la madera con la que después se fabrica la pasta de papel o celulosa.

Vázquez advirtió además a sus ministros que la fábrica "no obtendrá permiso para funcionar si no cumple con las normas ambientales". "Funciona bien o no funciona", afirmó.

"Si Botnia no cumple con todos los requisitos técnicos y todas las medidas de seguridad previstas en la legislación nacional, no obtendrá del Poder Ejecutivo el permiso final para comenzar a producir pasta de celulosa", agregó el mandatario.

De acuerdo con los planes de Botnia la planta estará en condiciones de comenzar a procesar la madera entre los próximos meses de septiembre y octubre. Esta enorme planta tendrá capacidad para elaborar un millón de toneladas anuales de papel y es la más grande registrada en Uruguay.

La instalación de la planta ha causado un conflicto con Argentina, que afirma que la planta contaminará el río Uruguay, mientras el Gobierno de Vázquez rechaza tal afirmación.

Mientras, los casi 3.000 trabajadores de la empresa de celulosa regresaron a su trabajo ayer, seis días después de que se produjera esta fuga de sulfuro de sodio que afectó a 13 operarios, según datos facilitados por Marcelo Castillo, dirigente sindical de la construcción.

"Todo está normal. Después de la asamblea realizada en las primeras horas del lunes y tras la aceptación de las seguridades brindadas tras la inspección de las autoridades del Ministerio de Trabajo, se decidió el retorno a las actividades", declaró a AP Castillo, desde Fray Bentos, a 300 kilómetros al oeste de la planta en la que se produjo el accidente.

La fuga tuvo lugar el pasado martes cuando eran trasvasadas bolsas con sulfuro para blanquear madera y a causa del fuerte viento, una parte de este producto químico se desparramó en el aire y afectó a 13 operarios, dos de ellos con síntomas leves de intoxicación. Las actividades laborales fueron paralizadas mientras se investigaban las circunstancias de lo ocurrido.

Lo más leído

  1. 1

    Otegi replica a Marlaska que su petición para que se retire de la política es "el mejor aval" para que continúe

  2. 2

    Declarado un incendio en las cocheras de la EMT de València que ha quemado varios autobuses

  3. 3

    Los hospitales madrileños reciben la comunicación para ceder 297 profesionales al Isabel Zendal, según CCOO

  4. 4

    La Guardia Civil participa en la mayor operación internacional contra el narcotráfico

  5. 5

    Detenido en Murcia un electricista que estafó a una comunidad de propietarios a través de boletines falsos