RSC.-El hábito de reciclaje desciende un 12% en verano, según un estudio

Actualizado 08/07/2015 5:45:20 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El hábito de reciclaje desciende un 12% en verano, cuando el porcentaje de población que separa y recicla envases con respecto al resto del año pasa del 95 al 83%, según un estudio realizado por la Fundación Eroski, la Plataforma Envase y Sociedad e Hispacoop (Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios).

Los principales motivos que llevan a disminuir el hábito del reciclado durante el verano son el no disponer de cubos domésticos de separación en el lugar de veraneo (41% de quienes dicen no reciclar lo asegura) o la mayor dificultad para acceder a contenedores (30%). Además, un 24% de quienes no reciclan reconocen que se les olvida por la falta de costumbre o por pereza ya que los contenedores están lejos.

El estudio también revela que en verano la relajación de la conciencia medioambiental es generalizada, siendo más pronunciada entre los menores de 49 años: el 17% de encuestados de este perfil reconoce que no separa ni recicla, esta cifra asciende al 25% en la población de entre 18 y 39 años.

En cuanto a distribución geográfica, las personas residentes en la zona centro de España son quienes en mayor medida reconocen aparcar este hábito y un 27% afirma que durante sus vacaciones no recicla.

Pese a esta tendencia al "debilitamiento" de la conciencia medioambiental, 7 de cada 10 aseguran que es fácil reciclar en verano y un 82% indica que están lo suficientemente informados sobre la necesidad e importancia de hacerlo también durante las vacaciones.

Entre quienes manifiestan menor conciencia y conducta de reciclado de los envases, predominan los menores de 39 años (8,3%) y los residentes en las zonas de Principado de Asturias y Galicia (el 11% reconoce no hacerlo), añade el documento.

CARACTERISTICAS DEL ENVASE

Por otro lado, uno de cada dos encuestados reconoce que las características del envase o packaging (tamaño, formato, fragilidad, posibilidad de reciclado, etc.) influyen en la decisión de compra. Así, a lo largo del año, la posibilidad de que el envase sea fácilmente reciclable es la segunda característica más importante a la hora de elegir un producto, valorada por el 65% de los encuestados. La reciclabilidad del envase es especialmente valorada por mujeres y personas mayores de 50 años. Esta misma puntuación se otorga a la comodidad de uso.

Sin embargo, en verano, la influencia en el proceso de compra de que el producto que se va a adquirir sea reciclado cae un 7% y desciende a la quinta posición. Esta bajada se produce muy principalmente entre quienes en sus vacaciones acuden a apartamentos de alquiler (23 puntos de caída), hoteles (10 puntos menos) y casas rurales (12 puntos porcentuales de caída).

La conservación del producto es la característica del envase que más influye tanto en verano como a lo largo del año en la elección del producto (73% vs 77% respectivamente). Otros aspectos como la facilidad de transporte, la comodidad de uso, el tamaño, la ligereza y la fragilidad adquieren especial relevancia en las vacaciones estivales.

El estudio ha sido realizado a partir de una muestra de cerca de 800 consumidores, de 18 años a 74 años, a través del panel de lectores de Eroski Consumer en su web http://www.consumer.es.

Para leer más