Teleasistencia, asignatura pendiente para las personas mayores sordas

Presentación del estudio sobre personas mayores sordas
CNSE
Actualizado 10/03/2015 14:35:00 CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La teleasistencia es una "asignatura pendiente" para todas las personas mayores sordas que "evidencian la falta de accesibilidad de dicho servicio", según muestran los resultados del estudio 'Hacia la autonomía y participación de las personas mayores sordas en España', presentado este martes por la Confederación Estatal de Personas Sordas de España y financiado por la Fundación Vodafone, que ha contado con la presencia del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso.

El documento está dirigido al análisis de la situación de la población mayor sorda, tanto usuarios de lengua de signos como hombres y mujeres que, a causa de la edad, sufren pérdidas auditivas.

En este sentido, Alonso ha adelantado que el Ministerio está ultimando un marco de actuación para las personas mayores en el que se desarrollarán servicios como la teleasistencia, la ayuda a domicilio, el uso de tecnologías adaptadas o la promoción de la lengua de signos, que serán instrumentos de "gran valor" para las personas sordas.

Además, ha insistido en la necesidad de "asumir responsabilidades, y sobre todo, emprender políticas encaminadas a paliar la soledad, evitar el aislamiento y favorecer la inclusión de las mujeres y hombres mayores sordos, con el fin de garantizarles la posibilidad de que interactúen con el resto de las personas y que participen en igualdad de condiciones en la sociedad".

MÁS DE UN MILLÓN DE PERSONAS SORDAS EN ESPAÑA

Además, ha recordado que existe en España "más de un millón de personas con alguna dificultad en su audición, de las que casi el 72% tienen más de 65 años", un porcentaje que se aproximará al 40% en los próximos 50 años.

Asimismo, la presidenta de la CNSE, Concha Díaz, ha subrayado que se debe actuar "desde ya" para adelantarse a "las necesidades que van a plantearse en el futuro" y ha afirmado que este "estudio pionero" en España "sea útil para cambiar la vida de las personas sordas".

Los resultados muestran que la población mayor sorda está compuesta mayoritariamente por personas con sordera sobrevenida, con pérdidas de audición paulatinas a causa de la edad, o enfermedades tardías. Además, Las personas mayores sordas, especialmente aquellas de nacimiento o por enfermedad temprana, valoran de forma elevada el papel de las asociaciones, muy por encima de cualquier otra institución. Gracias a estas asociaciones disfrutan de una independencia, servicios especializados y multitud de actividades.

El estudio también pone de manifiesto la necesidad de contar con recursos humanos y técnicos en las Residencias y Centros de día que favorezcan la comunicación y la interacción de las personas mayores sordas con el entorno y disminuyan el aislamiento.

También destaca un "problema" que pueden presentar las personas mayores sordas; su dificultad para manejar con destreza dispositivos digitales, "en tanto sus dedos no han adquirido esta capacidad", por ello, "la creación de tecnologías adaptadas a las personas mayores sordas es de fundamental importancia".

Por su parte, el presidente de Vodafone España y su Fundación, Francisco Román, ha incidido en promover "el uso de la tecnología para ayudar a las personas a ganar autonomía personal y trabajando con aquellos profesionales que entienden de ello".