Publicado 29/10/2020 18:17CET

El Virgen de las Nieves de Granada participa para conocer la afectación neurológica de los pacientes covid-19

Profesionales de Neurología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada
Profesionales de Neurología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada - HOSPITAL VIRGEN DE LAS NIEVES

GRANADA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada participa en un estudio para conocer la afectación neurológica en pacientes con coronavirus con el objetivo de diseñar un protocolo de diagnóstico y tratamiento precoz para enfermedades como el ictus, cuyo Día Mundial se celebra este jueves.

Este centro hospitalario granadino ha informado en una nota de que forma parte de la red andaluza Neuro-RECA, en la que se enmarca esta investigación liderada por el Hospital Regional Universitario de Málaga y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga, y que está financiada por el Fondo extraordinario Covid-19 del Instituto de Salud Carlos III.

Se trata de un estudio prospectivo que analiza la situación clínica de un centenar de pacientes que hayan estado ingresados por patología respiratoria ocasionada por covid-19, el Virgen de las Nieves ha incorporado 15 de ellos y próximamente se conocerán resultados preliminares.

El Virgen de las Nieves apuesta por la investigación y, además de este estudio, recientemente publicó un artículo en la revista 'Neurología', publicación oficial de la Sociedad Española de Neurología, en el que determina que el ictus puede ser ocasionado por la infección la covid-19, ya que este virus produce "una respuesta inflamatoria exagerada en el organismo, y esa reacción favorece la formación de trombos".

Este trabajo, cuyo primer firmante es el neurólogo residente José María Barrios, confirma que, además de los factores de riesgo vascular y las arritmias, el coronavirus también puede ser causa de ictus.

El ictus es un problema circulatorio cerebral que se presenta de forma súbita. La mayoría de ellos se deben a la interrupción de la llegada de sangre a una zona del cerebro por la oclusión de una arteria, con el consiguiente infarto cerebral (ictus isquémico, 80 por ciento de los casos). El 20 por ciento restante se deben a una hemorragia en el cerebro por rotura de una arteria (ictus hemorrágico).

Se trata de un proceso frecuente, con unos 200 casos por 100.000 habitantes cada año, lo que supone unos 1.800 casos al año en la provincia de Granada, más de 700 de ellos, ingresan cada año en este hospital granadino.

Si no se realiza un tratamiento específico a tiempo, ocasiona altos índices de mortalidad, o bien, secuelas tanto en el habla como en el movimiento. Por tanto, es fundamental "la atención rápida, organizada y sistematizada en unidades específicas con el fin de disminuir estas consecuencias".

El jefe de servicio de Neurología, Adolfo Mínguez, ha resaltado que "se trata de una emergencia sanitaria y ante cualquier síntoma, tales como desviación de la boca, pérdida de fuerza o de sensibilidad en alguna extremidad del cuerpo, dificultad para hablar o entender, hay que llamar al 112", y ha insistido en que "el hospital cuenta con circuitos diferenciados y seguros para la atención a estos pacientes".

El complejo hospitalario granadino cuenta con una unidad de ictus que permite el tratamiento integral y multidisciplinar a pacientes con esta patología, los cuales requieren una intervención rápida para su resolución. Se ubica en el Hospital de Neurotraumatología y Rehabilitación y cuenta con un espacio que dispone de cinco camas que permite prestar atención dirigida y protocolizada a pacientes que presenten ictus agudo entre las primeras 24 y 72 horas.