Publicado 12/11/2020 13:50CET

Aguirre pide el apoyo para unos Presupuestos "esenciales" frente a la pandemia y que invierten en sanidad el 7% del PIB

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comparece en comisión parlamentaria.
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comparece en comisión parlamentaria. - PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha realizado este jueves un llamamiento a los grupos de la oposición para que apoyen los Presupuestos de la Junta para 2021, que son "esenciales" en el actual momento de pandemia y en los que la inversión en sanidad alcanza el 7% del PIB andaluz, "una cota histórica", y se ha comprometido a valorar y sacar adelante el "máximo posible" de enmiendas parciales que se puedan presentar a estas cuentas si "aportan" a su mejora.

Así lo ha puesto de relieve el consejero en su comparecencia en comisión parlamentaria para presentar los presupuestos de su departamento para 2021, donde ha apuntado que "no nos podemos frenar" en el 7% del PIB para sanidad, y él quiere alcanzar "más" presupuesto, así como que aumente el Producto Interior Bruto global de la comunidad para que ese porcentaje orientado a sanidad suponga un mayor volumen de recursos.

En concreto, ha recordado que la Consejería de Salud y Familias cuenta con un presupuesto para 2021 de 11.772 millones de euros, un 6,4% más respecto a 2020, y ha insistido en señalar que estas cuentas cobran "especial relevancia para garantizar a los andaluces disponer de los recursos necesarios para vencer al Covid-19".

Aguirre ha definido estos presupuestos como los de "la esperanza y la reactivación", y tienen entre sus objetivos los de "la fidelización de nuestros profesionales y la optimización de la asistencia para dar la mejor respuesta posible a los pacientes andaluces", a lo que ha añadido "la necesaria renovación de las instalaciones sanitarias, junto a la necesidad de instalar dobles circuitos Covid para garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales".

En personal, ha señalado que "perseguimos la consolidación de la estructura, las mejoras acordadas en la Mesa Sectorial, la incorporación de los nuevos servicios autorizados en 2020 y continuar con la mejora de las condiciones salariales de los profesionales sanitarios".

Para ello, ha explicado que la Junta ha recogido en las cuentas del próximo año el impacto de las medidas salariales acordadas en 2020 y con impacto en 2021. Así, se recogen 22,7 millones a la equiparación de las guardias; 3,1 para la equiparación de la atención continuada, y 28,3 millones para la extensión de la exclusividad de los servicios.

A estas partidas se le añade la implantación de nuevos servicios como fisioterapeutas, terapeutas y técnicos de salud medioambiental, entre otros, "que supone un valor de 20,5 millones".

INVERSIONES

Respecto a las inversiones, el presupuesto consolidado asciende a 173,8 millones, de los que 152,8 se destinan al Servicio Andaluz de Salud (SAS), un 49,2% más respecto al año anterior.

Entre esas inversiones, el consejero ha destacado partidas como las destinadas al nuevo servicio de Urgencias de Roquetas de Mar (Almería), a la reforma del centro de salud Bulevar de Jaén para servicio de Urgencias, a la puesta en funcionamiento de los hospitales de Alta Resolución de Palma del Río (Córdoba) y Lepe (Huelva), al proyecto del Hospital Materno Infantil de Huelva, o a las obras de la segunda fase de terminación del antiguo hospital militar de Sevilla con un importe de 26 millones.

Asimismo, ha apuntado que el presupuesto contempla la apertura del Hospital de Alta Resolución de Cazorla (Jaén) y del de Estepona (Málaga) con una dotación de 10,4 y 6,4 millones, respectivamente.

Por otro lado, la dotación inicial para farmacia hospitalaria asciende a 1.212 millones, un 13,67% más respecto al ejercicio anterior, según ha explicado Aguirre, que también ha indicado que para 2021 se ha previsto un aumento en el gasto de vacunas contra el Meningococo tetravalente, Meningococo B y Papiloma.

En las Agencias Públicas Empresariales Sanitarias (APES) y Empresas Públicas de Emergencias Sanitarias (EPES), los gastos de personal se incrementan en 16,6 millones; los gastos corrientes, en 12,2 millones; las transferencias corrientes se mantienen y las operaciones de capital ascienden a 10,1 millones.

En el ámbito de la Secretaría General de Familias, el consejero ha comentado que la Atención Infantil Temprana conllevará un incremento del 20,7% del presupuesto respecto al año pasado con una inversión de 51,4 millones frente a los 42,6 del 2020.

"Este incremento de 8,8 millones de euros pretende hacer frente a la puesta en marcha del nuevo modelo de gestión a través del concierto social", ya que "aumentarán el número de menores en intervención, el asentamiento del precio unitario por sesión previsto de 28 euros y del número medio de ocho sesiones mensuales por persona menor atendida, de acuerdo con los compromisos adoptados para la legislatura con las entidades implicadas", según ha apuntado el consejero.

En este sentido, también se aumenta la dotación en 630.000 euros a aquellos ayuntamientos en los que se les delegó esta competencia.

En el caso de la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios, ha destacado el incremento en 2,04 millones de las partidas destinadas a los conciertos de adicciones. De este modo, el coste plaza/día en Comunidad Terapéutica, Vivienda de Apoyo a la Reinserción y Vivienda de Apoyo al Tratamiento pasa de 49 euros a 62,02, y de 36 euros a 46,13, respectivamente.

PSOE-A: UN PRESUPUESTO INFERIOR AL "CRÉDITO DEFINITIVO" DE 2020

En el turno de los grupos, el diputado del PSOE-A Jesús María Ruiz ha sostenido que la Junta "pierde una oportunidad" con su proyecto de Presupuestos, con los que se da "un empujón al abismo". En esa línea, ha avisado de que la partida de la Consejería es inferior al "crédito definitivo" con el que culmina dicho departamento este año tras las modificaciones presupuestarias realizadas, y "no van a ser suficientes" para la situación actual.

Ante ello, ha demandado un "incremento estructural de recursos" en Atención Primaria, así como que se contraten "al menos 3.000 rastreadores más", y que se dé "estabilidad" a los contratos del sistema sanitario público andaluz, y ha concluido señalando que estos Presupuestos van a "maniatar" a la sanidad andaluza para afrontar el actual "reto" de la pandemia y para "restituir la maltrecha salud de los andaluces".

La portavoz parlamentaria de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha tildado de "prudentones" los Presupuestos, en los que echa en falta una "visión estructural" que atienda el "debilitamiento" que venía ya reflejando el sistema público andaluz de salud antes de la pandemia.

En esa línea, ha argumentado que las cuentas deberían incluir, al margen de refuerzos "para la coyuntura" actual de pandemia, recursos para "cubrir las carencias estructurales de una década de debilitamiento" del SAS. Además, ha llamado a "fijar una plantilla mayor" de sanitarios, y ha criticado que bajen partidas de las áreas de "Consumo, Inspección, Planificación y Salud pública". Con todo, ha finalizado emplazando al trámite de enmiendas parciales para intentar mejorar las cuentas.

La diputada de Vox María José Piñero ha reconocido la "labor" y el "esfuerzo" de la Junta para incrementar las partidas destinadas a sanidad, y ha valorado que el Gobierno andaluz "está avanzando en los acuerdos firmados" con su grupo para políticas de apoyo a las familias y a la natalidad, aunque de forma "muy lenta", al tiempo que le ha animado a promover una "retribución justa" para los profesionales sanitarios.

Por último, entre los grupos que sustentan al Ejecutivo, la parlamentaria del PP-A Beatriz Jurado ha defendido el "compromiso" de la Junta por "proteger la salud de los andaluces, aumentando el Presupuesto lo máximo posible para la sanidad", mientras que el diputado de Cs Emiliano Pozuelo ha defendido que este Presupuesto es "la herramienta que está pidiendo la sanidad andaluza a gritos para superar esta pandemia", y ha animado a la oposición a plantear enmiendas de mejora que el Gobierno "está dispuesto a escuchar".

Contador