Publicado 07/05/2021 16:09CET

Hospital Virgen del Rocío de Sevilla atiende a 400 familias portadoras de genes que predisponen al cáncer de ovario

Consulta de atención a pacientes con cáncer de ovario
Consulta de atención a pacientes con cáncer de ovario - HUVR

SEVILLA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La consulta de Patología Heredofamiliar del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla atiende el seguimiento y asesora a unas 400 familias portadoras de diferentes mutaciones genéticas que predisponen a padecer cáncer de ovario.

Este servicio, que ofrece la unidad de Ginecología y Patología Mamaria, está integrado por tres ginecólogos especialistas en patología oncológica y enfermería, detalla en una nota de prensa. Con ocasión del Día Mundial del Cáncer de Ovario, que se celebra este sábado, el centro insiste en la concienciación sobre la importancia de un diagnóstico temprano de la enfermedad en personas con susceptibilidad genética.

El cribado poblacional mediante ecografía y marcadores tumorales no ha demostrado ser eficaz, salvo en aquellas personas que presentan mutaciones genéticas que las predisponen a padecer cáncer de mama y ovario (mutación BRCA) o cáncer de útero, ovario y colon (Síndrome de Lynch). Por ello, el cribado de estas pacientes se realiza en consultas específicas de Patología Heredofamiliar Ginecológica, lo que permite el diagnóstico precoz y mejorar el pronóstico de las pacientes.

Por otro lado, la clave del tratamiento del cáncer de ovario radica en la necesidad del consenso multidisciplinar, con la participación de ginecólogos oncólogos, cirujanos especializados, oncólogos médicos, radiólogos y patólogos cuyo conocimiento sobre el manejo de los distintos tipos de tumores de ovario debe ser amplio.

El Comité de Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Virgen del Rocío, constituido por más de 15 especialistas, tiene un papel fundamental al consensuar de forma multidisciplinar el tratamiento. Anualmente se atiende a entre 70 y 80 nuevas pacientes, y este Comité define el tipo y el mejor momento para practicar la cirugía, así como el tratamiento médico oncológico que cada mujer puede requerir.

No existen datos concluyentes sobre posibles factores de riesgo. Se sabe que son tumores más frecuentes en países industrializados y se ha implicado a la dieta rica en grasas o la exposición al talco como factores predisponentes, sin suficiente evidencia científica que lo avale. Sí se conoce que determinadas circunstancias reproductivas, tales como no haber tenido hijos, incrementan el riesgo a padecerlo, mientras que el consumo de contraceptivos hormonales orales parece tener un efecto beneficioso al disminuir el riesgo.

Su importancia reside en la dificultad para realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad, dado que no suele expresar síntomas hasta estadios avanzados, principalmente de tipo digestivo. De este modo, los síntomas de alerta son el aumento progresivo del perímetro abdominal, que puede llegar a dificultar la respiración, estreñimiento, náuseas y vómitos y molestias abdominales difusas.

En términos generales, se diagnostican unos 3.500 nuevos casos en España anualmente, 600 de los cuales lo hacen en Andalucía. De hecho, es el sexto tumor más frecuente en mujeres y la cuarta causa responsable de los fallecimientos en mujeres afectas de cáncer.