Atendidas más de 3.000 mujeres prostituidas y víctimas de trata a través del IAM en 2017

Actualizado 24/09/2018 9:53:32 CET

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 3.000 mujeres prostituidas y víctimas de trata recibieron el pasado año 2017 en Andalucía ayuda psicológica, sanitaria, acogida, orientación laboral, formación y toda una atención integral a través de 21 programas destinados a estas mujeres en situación de especial vulnerabilidad, desarrollados por entidades sin ánimo de lucro y financiados por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), con una inversión de más de 343.000 euros.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha señalado este domingo en un comunicado este dato coincidiendo con el 23 de septiembre, Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, para recordar el "compromiso" del Gobierno andaluz con la "protección de las víctimas de este tipo de violencia de género, reconocidas ya como tales en la legislación andaluza".

Junto a ello, Sánchez Rubio ha señalado la importancia de la concienciación social "para poder erradicar la trata y la prostitución, ya que, mientras haya demanda, habrá mercancía sexual, y con ella víctimas".

Así, la consejera ha recordado que la prostitución es el principal destino de las víctimas de trata con fines de explotación sexual, y que, más allá de ese estrecho vínculo, la prostitución aúna en sí dos formas de poder social, el sexo y el dinero, en las que el hombre ostenta sobre la mujer "un gran poder de forma sistemática".

Por ello, Sánchez Rubio ha defendido la necesidad de "romper con la cultura sexual hegemónica, basada en la masculinidad como sinónimo de dominación sexual", a través de una adecuada educación afectivo-sexual, tal y como contempla la reforma de la Ley andaluza de Igualdad de Género.

Junto a ello, la consejera ha recordado el "compromiso" de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de "impulsar desde Andalucía una ley contra la explotación sexual y la trata de mujeres, para dar máxima protección a las mujeres prostituidas y víctimas de trata, así como para promover la sensibilización social en la materia".

Contador