Publicado 13/08/2021 12:03CET

La Junta revisará el estado de los 3.954 puentes y pasarelas de la red autonómica de carreteras de Andalucía

Imagen de actuaciones en el puente del Alamillo.
Imagen de actuaciones en el puente del Alamillo. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha anunciado este viernes revisiones del estado de los más de 3.900 puentes, pasarelas y estructuras que se encuentran en la red autonómica de carreteras de Andalucía, con un contrato, "el primero que se realiza de estas características", que cuenta con un presupuesto de 5.032.040 euros y que se centrará en la inspección y seguimiento del estado de todas estas estructuras para planificar su rehabilitación y actuar en función de las prioridades.

"Queremos un diagnóstico certero y preciso del estado de todos nuestros puentes para evitar que lleguen al colapso, lo que supondría, en primer lugar, un riesgo para la seguridad vial que no nos podemos permitir, y, en segundo lugar, un elevado coste en reparaciones que sería muy inferior de detectar los daños a tiempo", ha manifestado en un comunicado la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo.

La consejera ha apuntado que, "solo en este mandato", se han declarado una docena de obras de emergencia por importe de diez millones de euros para el arreglo de puentes que estaban al límite de su capacidad. Los últimos en sumarse a esta lista de estructuras dañadas han sido dos actuaciones en enlaces sobre la A-92 en la provincia de Sevilla.

El nuevo contrato permitirá la actualización de los datos del Sistema de Gestión de las Obras de Paso (Sigop) de la Red Autonómica de Carreteras de Andalucía, así como la actualización y ampliación de las funcionalidades. Para ello, se realizarán inspecciones durante cuatro años en las 3.954 estructuras de la red viaria de titularidad de la Junta de Andalucía --293 puentes de grandes dimensiones, 1.445 puentes, 2.172 pontones y 44 pasarelas peatonales--.

La Junta ha señalado que se llevarán a cabo inspecciones visuales minuciosas de cada estructura por técnicos especialistas y expertos en la materia. El objetivo de esta inspección es evaluar cualitativa y cuantitativamente los daños y deterioros observados. Se tendrán en cuenta aspectos de seguridad, funcionalidad, durabilidad y evolución para determinar su estado de conservación de la estructura. En aquellas estructuras en peores condiciones se redactará un informe de evaluación, en el que se describa los daños observados, con un dictamen en relación a la durabilidad y seguridad y valorar de forma preliminar las actuaciones.

En las estructuras de grandes dimensiones con longitudes superiores a 300 metros, la Consejería ha explicado que se realizará una inspección principal de detalle con dron conforme a la legislación vigente. Asimismo, en aquellas estructuras de grandes dimensiones con tableros tipo cajón, que sean visitables interiormente, se realizará una inspección principal de detalle también de su interior cuando las luces sean superiores a 50 metros para puentes mixtos y a 90 metros para puentes de hormigón.

También se acometerán inspecciones principales subacuáticas en aquellas estructuras que previo análisis del inventario y estado de conservación presenten una mayor vulnerabilidad frente a la socavación y se encuentren en cauces que presenten valores de caudales máximos significativos.

"GANAR EN SEGURIDAD VIAL"

Este contrato supone, según la Consejería, "una inversión a largo plazo para ganar en seguridad vial", dado que en los dos últimos años ya se han detectado hasta una docena de puentes que se encontraban al borde del colapso y requerían una intervención urgente.

En el último año y medio, se ha actuado en el puente de Órgiva (Granada), el puente de hierro sobre el río Jándula en Andújar (Jaén), el puente de Santa Cruz del Comercio, el puente entre Baza y Benamaurel en la A-4200; el puente sobre el arroyo Salado en Montellano (Sevilla) y las tres estructuras sobre la línea férrea Linares-Almería en Úbeda. Además, están en ejecución las obras de rehabilitación en el histórico puente de Palma del Río y en el puente de acceso a Isla Cristina sobre el río Carreras.

Todos estos desperfectos han supuesto un coste para las arcas de la administración autonómica de nueve millones de euros, a los que se suma medio millón de euros más por la inspección especial y evaluación de la seguridad a la que se sometió al puente del Alamillo de Sevilla. Asimismo, "ya se han declarado otras dos emergencias" cuyas obras se iniciarán previsiblemente a finales de agosto en puentes sobre la A-92 en la comarca de la Sierra Sur de Sevilla.