Publicado 30/08/2021 16:24CET

Albares garantiza el suministro de gas a España pese a la ruptura entre Argelia y Marruecos

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, se pone la mascarilla durante una comparecencia en una rueda de prensa sobre la crisis de Afganistán, a 30 de agosto de 2021, en Madrid, (España). Durante la comparecenci
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, se pone la mascarilla durante una comparecencia en una rueda de prensa sobre la crisis de Afganistán, a 30 de agosto de 2021, en Madrid, (España). Durante la comparecenci - Marta Fernández - Europa Press

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado este lunes que el suministro de gas a España "está garantizado" pese a que Argelia anunció la semana pasada que rompía relaciones diplomáticas con Marruecos.

Argelia es el principal país proveedor de gas natural para España, buena parte del cual era transportado hasta ahora vía Marruecos, sin embargo, a raíz de la ruptura de relaciones entre los dos países vecinos, el Gobierno argelino desveló la semana pasada que ahora el suministro se hará a través del gasoducto Medgaz que une al país norteafricano con España.

Durante su comparecencia en la Comisión de Exteriores del Congreso, Albares ha explicado que en los últimos días ha estado hablando con "los amigos argelinos y marroquíes".

"El suministro de gas a España no está en peligro porque nuestros amigos marroquíes y argelinos quieren trabajar conjuntamente en este terreno", ha aseverado rotundo, insistiendo en que "nadie tiene que preocuparse" por este asunto en España, en pleno debate sobre el elevado precio de la luz.

Albares ha asegurado que los dos países magrebíes son prioritarios para el Gobierno, sin entrar en muchos más detalles de cómo será ahora su política hacia ellos.

RELACIÓN CON MARRUECOS

En el caso concreto de Marruecos, país por el que le han preguntado varios portavoces ante la crisis diplomática con el reino vecino, el ministro de Exteriores tampoco se ha mostrado muy concreto, sin referirse a las recientes palabras de Mohamed VI que dan a entender que está en vías de resolverse.

Así, el jefe de la Diplomacia española ha insistido en que la solución a la cuestión del Sáhara Occidental debe producirse en el marco de la ONU, si bien ha recalcado que la relación con Marruecos "es más que todo eso".

"Es una relación muy amplia" puesto que es "un país amigo, socio y vecino", ha comentado, si bien ha asegurado que quiere llevarse "extraordinariamente bien con Marruecos" como también quiere llevarse bien con todos los demás países pero "sobre todo con España". "Los intereses de los españole son los que me van a guiar", ha puntualizado.

Por último, Albares ha negado que la marcha atrás en la petición del plácet para que Camilo Villarino, jefe de gabinete de Arancha González Laya como ministra de Exteriores, sea embajador en Rusia haya sido una concesión a Marruecos, ya que este deberá declarar esta semana como imputado en un juzgado de Zaragoza en relación con la entrada en España del líder del Polisario, Brahim Ghali, por motivos humanitarios.

Según ha sostenido, es partidarios de "buscar cierta especialización" en el nombramiento de los embajadores, "especialmente en países muy relevantes", como es el caso de Rusia, "en la medida de lo posible".

"Es importante que hablen el idioma del destino, que tengan experiencia previa en el país y la región", ha esgrimido, aclarando no obstante que aquellos diplomáticos a los que González Laya había destinado ya una jefatura de misión recibirán otra en caso de cambios que esté "más adaptada a su perfil".

Contador

Para leer más