Publicado 28/06/2021 18:45CET

Bruselas.- Bruselas desembolsa los primeros 800 millones del fondo de recuperación a 16 países de la UE

Archivo - FILED - 02 July 2019, Saxony, Dresden: A European flag blows in the wind in front of the Saxon state parliament. The eurozone's gross domestic product plummeted by a record 12.1 per cent in the second quarter amid the coronavirus pandemic, accor
Archivo - FILED - 02 July 2019, Saxony, Dresden: A European flag blows in the wind in front of the Saxon state parliament. The eurozone's gross domestic product plummeted by a record 12.1 per cent in the second quarter amid the coronavirus pandemic, accor - Robert Michael/dpa-Zentralbild/d - Archivo

BRUSELAS, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha efectuado este lunes el primer desembolso a cargo del fondo europeo de recuperación, que asciende de forma conjunta a 800 millones de euros destinados a de 16 países de la UE, entre los que no se encuentra España, para financiar medidas regionales de respuesta a la pandemia de coronavirus.

Las ayudas salen del programa React-EU, que cuenta con un presupuesto de 50.600 millones para los dos próximos años dentro de los 807.000 millones que componen el fondo de recuperación bautizado como Next Generation EU. Su desembolso, por tanto, no depende de los planes nacionales de recuperación.

Los fondos del React-EU complementan los recursos asignados a los Estados miembros dentro de la Política de Cohesión y los pagos aprobados este lunes forman parte de la iniciativa para ayudar a los países de la UE a financiar la respuesta a la crisis y las medidas de recuperación tras la pandemia de COVID-19.

En concreto, los pagos aprobados están destinados a financiar 41 programas nacionales y regionales en 16 Estados miembros: Francia, Grecia, República Checa, Alemania, Polonia, Lituania, Países Bajos, Eslovaquia, Estonia, Austria, Dinamarca, Finlandia, Bulgaria, Suecia, Portugal y Polonia.

Se trata del primer desembolso de ayudas en el marco del fondo europeo de recuperación y tiene lugar después de la primera emisión de deuda que realizó la Comisión Europea hace ya dos semanas y en la que captó 20.000 millones de euros en bonos con un vencimiento de diez años.