Publicado 15/07/2021 16:37CET

Bruselas.- Bruselas pide restringir los visados a Bangladesh, Irak y Gambia por no cooperar en la deportación de migrantes

Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha propuestos este jueves restringir al menos durante seis meses las condiciones para conceder visados de corta duración a los ciudadanos de Bangladesh, Irak y Gambia que quieran viajar a la Unión Europea, como medida de presión por la falta de cooperación de estos países en la readmisión de migrantes deportados desde suelo comunitario.

Es la primera vez que Bruselas pone en práctica esta medida de presión desde que la UE modificó su código de visados para vincular esta política al nivel de cooperación en materia migratoria de los países de origen y tránsito de las rutas irregulares. El Ejecutivo comunitario señala al informar de la medida que "en Derecho internacional la readmisión de tus propios nacionales es una obligación".

En una evaluación de la situación, el Ejecutivo comunitario señala que la cooperación con Bangladesh, Irak y Gambia "debe mejorara" y pide que para incentivar esta mejora se impongan restricciones al menos durante seis meses, periodo tras el cual la Comisión volverá a analizar la situación y a rendir cuentas ante el Consejo y el Parlamento europeo.

En concreto, la propuesta que la comisaria de Interior, Ylva Johanson, ha presentado ya este jueves a los ministros del ramo reunidos en Kranj (Eslovenia) plantea suspender tanto la dispensa de presentar determinados documentos para tramitar el visado como la exención del pago de derechos de visado a quienes tengan pasaporte diplomático.

También pide a los Veintisiete que se suspenda el plazo máximo de 15 días para tramitar las solicitudes, lo que supone alargar los tiempos para obtener el salvoconducto, y también poner en suspenso la concesión de visados de entrada múltiple con validez a largo plazo.

Para que las restricciones sean aplicables es necesario primero que la petición de Bruselas reciba el visto bueno del Consejo. Pasados los primeros seis meses de aplicación, Bruselas podría proponer más acciones si considera que estas no han dado resultado, por ejemplo elevando el precio del visado hasta 120 o 160 euros.

En todo caso, las restricciones no se aplicarán ni a familiares de ciudadanos europeos ni a ciudadanos que tengan derecho a la libre circulación en el territorio de la Unión Europea.

Contador