Publicado 18/11/2020 12:32CET

Las patronales bancarias piden completar la Unión Bancaria para facilitar las fusiones paneuropeas

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán (izq), y el director general de CECA, José María Méndez (dcha), en el XXVII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, 'ABC' y Sociedad de Tasación.
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán (izq), y el director general de CECA, José María Méndez (dcha), en el XXVII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, 'ABC' y Sociedad de Tasación. - EUROPA PRESS

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, y el director general de CECA, José María Méndez, han coincidido en la necesidad de armonizar los aspectos esenciales para que pueda producirse un proceso de consolidación bancaria transfronteriza en la Unión Europea, que permita incrementar la eficiencia del sistema.

Durante su intervención en el XXVII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, 'ABC' y Sociedad de Tasación, el presidente de AEB ha advertido de que si no se produce una fusión paneuropea en la próxima década, significará que la Unión Bancaria "habrá fracasado".

"Las fusiones transfronterizas no son posibles, precisamente, porque la Unión Bancaria, no es una realidad. ¿Queremos facilitar el mercado paneuropeo? Profundicemos, completemos la Unión Bancaria y la Unión del Mercado de Capitales. Tenemos que terminar el proceso de construcción europea", ha señalado Roldán.

En la misma línea, el director general de CECA ha reconocido que existe una falta de armonización en aspectos esenciales para que se produzca la consolidación transfronteriza, tanto desde la perspectiva del banco como de los productos, y ha citado algunos como la normativa de insolvencias en distintas jurisdicciones o la armonización del ratio de capital.

"Lo cierto es que los proyectos que se ponen encima de la mesa son cada vez más débiles desde el punto de vista de mutualización de riesgos y lo que se pone encima de la mesa ni siquiera avanza. Por tanto, creo que es una asignatura pendiente, creo que no obtendremos la suficiente eficiencia dentro del sistema si no armonizamos estos aspectos de cara a conseguir algún tipo de fusión o alianza de corte transfronterizo", ha explicado Méndez, quien en cualquier caso ha resaltado que la consolidación no es un fin, sino un medio para conseguir eficiencia.

EL DESAFÍO DE LA REGULACIÓN

Por otro lado, los presidentes de las patronales bancarias se han referido a la regulación como uno de los retos a los que se enfrenta el sector financiero. Roldán ha apuntado que "toda crisis importante siempre da lugar a una revisión potente de la regulación" y cree que de la del coronavirus "podría salir perfectamente un Basilea V", que ponga las bases sobre cuestiones como la resolución o los nuevos competidores digitales.

"Creo que en la próxima década vamos a ver regulación, no solo bancaria, sino del sector tecnológico como proveedor de servicios financieros y de pagos", ha señalado.

Por su parte, Méndez ha apuntado a retos regulatorios como el proyecto de euro digital puesto sobre la mesa por el Banco Central Europeo (BCE) y que "podría variar el paradigma de relación con la clientela que tienen las entidades financieras en Europa", o la implantación de Basilea IV, que parte de un modelo estándar aplicable a todas las entidades y que tiene en cuenta las pérdidas de los últimos diez años y el modelo de negocio, lo que podría impactar especialmente en la industria española por la crisis financiera.

"La aplicación sin matiz alguno del modelo estándar podría suponer hasta duplicar las exigencias de capital por riesgo operacional en entidades españolas, porque no tiene una visión hacia el futuro. Deberíamos abogar por que en la transposición al ordenamiento jurídico europeo del acuerdo de Basilea se haga uso de esa discrecionalidad, que permite tomar más en consideración el volumen de negocio que las pérdidas producidas en el pasado", ha sostenido.

APOYAR A LAS EMPRESAS VIABLES

En otro orden de cosas, el presidente de AEB ha reconocido la dificultad, ante la incertidumbre actual, de identificar a las empresas viables, lo que puede dar lugar a dos errores: que se mantengan empresas "zombies" o que se deje caer alguna empresa que sí era viable por no haberla apoyado.

En su opinión, es "importantísimo" en este momento minimizar el segundo error y evitar que una empresa deje de ser viable por la falta de medidas, aún a coste de que otra empresa que en otras circunstancias no recibiría ayudas las esté recibiendo. "Creo que este es el entorno en el que nos tenemos que mover en los próximos meses y el transcurso del tiempo hará que esa incertidumbre desaparezca", ha defendido.

Contador

Para leer más