Publicado 28/11/2020 19:04CET

Pepe Álvarez insta al Gobierno de España y a la UE a dar una respuesta inmediata a la crisis migratoria

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, junto al nuevo secretario general de UGT en Canarias, Manuel Navarro y el vicesecretario general, Francisco Navarro
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, junto al nuevo secretario general de UGT en Canarias, Manuel Navarro y el vicesecretario general, Francisco Navarro - UGT

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha instado al Gobierno de España y a la Unión Europea a dar una respuesta inmediata a la crisis migratoria que está padeciendo Canarias, que, en su opinión, no puede afrontar por sí sola la masiva llegada irregular de migrantes procedentes del continente africano.

Pepe Álvarez, junto al nuevo secretario general de UGT en Canarias, Manuel Navarro, ha visitado esta tarde el muelle de Arguineguín, en el municipio grancanario de Mogán, para conocer de primera mano la realidad de los migrantes hacinados en el conocido ya como 'campamento de la vergüenza' y dar las gracias a los voluntarios que los están atendiendo.

Álvarez indicó que el motivo de esta visita es trasladar la solidaridad de UGT y el sindicalismo europeo a los migrantes que están en el puerto de Arguineguín "en unas condiciones de hacinamiento absolutamente insoportables" y para decir alto y claro que hay que atender a estas personas como seres humanos.

El secretario general de UGT incidió en que el fenómeno migratorio tiene que tratarse con otros parámetros y no de la manera en la que se está haciendo. Si bien admitió que hay que hacer políticas en los países de origen, también hay que dar a estas personas una acogida "digna" que "no puede soportar solo una isla o un archipiélago como Canarias, sino también el conjunto de España y la Unión Europea".

Pepe Álvarez afirmó que estamos en un momento difícil por culpa de la pandemia que hace que el fenómeno de la migración se visibilice menos, una situación que ya se vivió hace unos años en el centro de Europa y que todavía hoy continúa en el Mediterráneo y en el Estrecho de Gibraltar.

Álvarez lamentó la desaparición de miles de personas en el mar y las condiciones "terribles" en las que llegan a tierra y dijo sentir vergüenza como español por la manera tan terrible en la que están siendo atendidos. Por ello, insistió en que España y la UE deben dar una respuesta positiva para que estas personas puedan ser tratadas dignamente y como seres humanos.

"Canarias no puede dar respuesta a esta situación. España la tiene que dar y también la Unión Europea", remarcó Pepe Álvarez, quien abogó por hacer una política a medio plazo de "justicia y equidad" entre los diferentes países, lo que pasa por desarrollar políticas que permitan a estas personas "vivir dignamente, que no sean perseguidos políticamente o tener que huir por razones económicas".

Para leer más