Publicado 30/04/2020 11:22:41 +02:00CET

El 80% de las empresas alavesas tendrá problemas de liquidez y la mayoría cree que la recuperación tardará hasta 2 años

El informe de la Cámara de Comercio analiza el impacto de la covid-19 en la economía del territorio.
El informe de la Cámara de Comercio analiza el impacto de la covid-19 en la economía del territorio. - Cámara de Comercio de Álava

Cuatro de cada diez negocios considera que la crisis tendrá consecuencias negativas en sus plantillas

VITORIA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un 80% de las empresas alavesas considera que tendrán problemas de liquidez a corto plazo debido a las consecuencias de la pandemia de coronavirus, mientras que cuatro de cada diez estiman que la crisis tendrá consecuencias negativas en sus plantillas. Además, según un estudio de la Cámara de Comercio alavesa, la mayor parte de las compañías del territorio cree que la recuperación durará entre uno y dos años.

El informe de la Cámara de Comercio, que el mes pasado ya efectuó un primer diagnóstico sobre el impacto de la covid-19 en la economía del territorio, se ha realizado a partir de una encuesta realizada a 330 empresas, con un margen de error del 5%.

Este nuevo informe señala que solo el 8,3% de las empresas confía en un escenario de rápida recuperación en forma de 'V', mientras que casi seis de cada diez empresas se decantan por una recuperación larga en el tiempo. Aunque no se han aportado cifras concretas sobre este punto, la Cámara indica que la mayoría de las compañías creen que la recuperación se prolongará entre uno y dos años.

Los sectores más optimistas son la industria y la logística, mientras que el alojamiento, la hostelería y el comercio se sitúan en unos parámetros más pesimistas. De promedio, las empresas alavesas son algo más optimistas respecto a la economía vasca que ante a su propio negocio, aunque, en general, no se espera una rápida recuperación de ambas.

El sector más optimista es el logístico, que es el único que registra una media superior a cinco, siendo mejores sus pronósticos para su propia actividad que para la economía vasca. La percepción también varía levemente según sea el tamaño de la empresa. Cuanto menor es el número de empleados, más bajas son las expectativas sobre una rápida recuperación, tanto de la economía vasca como de su organización.

RECUPERACIÓN DE LA ACTIVIDAD

Las empresas alavesas que más dificultades han tenido para reiniciar la actividad tras la paralización de las actividades no esenciales han sido las del sector de la construcción. La mayor de las dificultades a la hora de reiniciar la actividad ha sido la de la ausencia de pedidos, seguida de los problemas de tesorería y los derivados de implementar las medidas de seguridad requeridas a las empresas.

Aunque la apreciación general de la preocupación es muy alta en todos los sectores, por encima de la media se sitúan el alojamiento, el comercio y la hostelería y restauración. Si bien una mayoría de las empresas alavesas ha mantenido su posición competitiva, algo más de un tercio de las empresas ha perdido la suya. El sector más castigado en este sentido es el comercio, que actualmente tiene prohibido abrir.

Además, entre un 3,4% y un 4,4% de los encuestados afirma que se verán forzados a cerrar su negocio. Este porcentaje aumenta hasta el 9,4% en el caso de las empresas de hostelería y restauración.

PÉRDIDA DE CLIENTES

La Cámara de Comercio estima que algo más de un tercio de las empresas han tenido problemas en la distribución de sus productos. Asimismo el 30%, declara haber tenido problemas en el aprovisionamiento, mientras que el 23.2% ha experimentado falta de stocks. A su vez, el 19% de las empresas ha perdido a sus clientes más importantes por la crisis, y aunque un 12% no haya sufrido esta consecuencia, el 50% de las empresas sí que prevé perder alguno de ellos próximamente.

El sector más castigado en este sentido es del alojamiento, hostelería y restauración y el sector comercial. El tamaño de la empresa se presenta como un factor clave en la capacidad de retención de los clientes. Cuanto mayor es la empresa, mayor capacidad de atracción de nuevos clientes, además de no perder los actuales. En cambio, las compañías de un tamaño más reducido son los que más clientes importantes han perdido.

Algo más de un tercio de las empresas tiene actualmente problemas de liquidez, mientras que otro 44,3% espera tenerlos próximamente. A corto plazo, ocho de cada diez empresas estarán en una situación complicada en cuanto a la liquidez, cifra que en el caso de las actividades de hostelería y restauración y comercio se eleva al 95%.

El informe indica que el 58,9% de los negocios espera padecer un incremento de la morosidad por parte de sus clientes. En este caso, las firmas industriales y las dedicadas a la logística son las más pesimistas, al pronosticar que el 84,4% y 80% de sus clientes, respectivamente, se demorarán en el pago.

El pago de impuestos preocupa en el 72,8% de las empresas, seguido por las obligaciones de pago de la Seguridad Social y el abono de sueldos y salarios, que inquieta al 69,3% y 65,2% de las compañías, respectivamente.

El 41% de las empresas espera consecuencias negativas en sus plantillas. La actividad con mayor pérdida de empleos será la hostelería y restauración, en la que el 28,2% de las organizaciones prevé perder más de un cuarto del total de ocupados. Además, el 49,9% de las compañías se ha visto o se verá obligado a corto plazo a solicitar avales y ayudas para continuar con su actividad.

Por otra parte, únicamente el 4,8% de las empresas consultadas considera adecuadas y suficientes las medidas tomadas por las administraciones. El comercio sin prohibición de abrir, la industria, el alojamiento y la construcción son los sectores con mayor proporción de compañías que opinan que las medidas son completamente equivocadas.

Respecto a actividades o iniciativas en la lucha contra el coronavirus, el 10,8% de los negocios han donado material de protección y un 9,8% está aportando servicios gratuitos a la sociedad. En el futuro, el 58,2% de las empresas prevé explorar nuevos mercados, mientras que un 24% de las empresas cree que la actual crisis les abrirá algún tipo de oportunidad cuando se retorne a la actividad general.

Por actividad, el 36,4% de las empresas del sector primario son los que en mayor grado ven oportunidades futuras, mientras que la construcción y el alojamiento se ubican en el extremo contrario. Más de la mitad de las empresas de más de 50 empleados ve posibles nuevas oportunidades, mientras que esta proporción cae al 18,5% en el caso de empresas de menos de diez trabajadores.

Para leer más