5 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 13:44:47 +01:00CET

La acusación pide hasta siete años y medio de cárcel para Gil por "barbaridades" y "daños irreparables" en Iruña-Veleia

La defensa del arqueólogo pide su absolución y tacha de "endebles" y "malintencionadas" las pruebas sobre la estafa

VITORIA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía y la acusación ejercida por la Diputación de Álava han mantenido sus peticiones de condena para Eliseo Gil, que podría ser condenado hasta a siete años y medio de cárcel por las "barbaridades" y "daños irreparables" causados en el yacimiento de Iruña-Veleia, al considerar que está "clarísimo" que este arqueólogo manipuló los hallazgos de la excavación. Por el contrario, la defensa de Gil ha reclamado su absolución, dado que las pruebas y testimonios en su contra son "endebles" y "malintencionados".

El Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria ha celebrado este miércoles la última sesión del juicio por la presunta estafa arqueológica de 'Iruña-Veleia', un yacimiento arqueológico en el que entre 2005 y 2006 fueron desenterradas numerosas piezas de entre los siglos III y VI, que presentaban inscripciones supuestamente excepcionales sobre el origen del euskera o el cristianismo.

La Fiscalía, en su informe final, ha recordado que todos los testigos que han comparecido durante el juicio han declarado que no encontraron "ningún" grafito excepcional en las piezas desenterradas, lo que avalaría la tesis de que dichas inscripciones eran realizadas posteriormente, durante el proceso de lavado de las piezas, para presentarlas como hallazgos supuestamente revolucionarios.

En este sentido, ha recordado que desde el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) se ha acreditado que, sobre una muestra representativa de 39 piezas analizadas, 35 presentan "burdas" manipulaciones. Respecto a la autoría de las inscripciones supuestamente fraudulentas, ha recordado que, si bien los peritos no han podido concluir "al cien por cien" que el autor de las mismas sea Gil, sí han apreciado "similitudes razonables" entre los grafitos de las piezas y otras inscripciones efectuadas por el director de la excavación sobre otros soportes.

"ACTUACIÓN CRIMINAL"

El objetivo de Gil, a juicio de la Fiscalía, era lograr "publicidad" y obtener "réditos profesionales". En este sentido, ha afirmado que con el fin de "coronar su actuación criminal", Gil contactó con Ruben Cerdán -también acusado en esta causa-- para que realizara un informe pericial "que en circunstancias normales nadie se lo iba a realizar".

El Ministerio Público ha subrayado que Cerdán "no tiene" el título de físico nuclear, pese a que mantenga lo contrario, y que los informes que efectuó sobre los hallazgos de Iruña-Veleia son "pura literatura", sin "acreditación" alguna. "Eliseo Gil se aprovechó de esta persona (Cerdán) para dar relevancia a unos hallazgos que no se correspondían con la realidad", ha manifestado.

Por su parte, la acusación particular de la Diputación de Álava ha afirmado que "nadie podía esperar que se cometiese tal barbaridad en un yacimiento por quien tenía encomendada su explotación, y con una remuneración importantísima de 3,7 millones de euros".

(Habrá ampliación)

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Un fármaco antiparasitario logra matar al coronavirus en 48 horas

  2. 2

    Una madre pone un cartel a sus hijos para que no la interrumpan mientras teletrabaja y se hace viral

  3. 3

    Detenido un hombre en Moratalaz que intentó rajar a varios agentes con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

  4. 4

    Sánchez prepara a la población ante la crisis de sus vidas: habrá más estados de alarma después del 26 de abril

  5. 5

    Sánchez decidirá si amplía el estado de alarma según criterios sanitarios