Álava instala paneles interpretativos sobre la historia del poblado medieval Lacus

Pananeles del pblado medieval de Lacus
DIPUTACIÓN FORAL DE ÁLAVA
Publicado 08/01/2019 18:05:58CET

Los restos arqueológicos de la antigua aldea aparecieron en la construcción del nuevo parking del lago de Caicedo-Yuso

VITORIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Foral de Álava ha instalado paneles interpretativos sobre el poblado medieval Lacus para poner en valor la historia de la antigua aldea, cuyos restos arqueológicos aparecieron durante la construcción del nuevo aparcamiento del lago de Caicedo-Yuso, espacio natural de la Red Natura 2000 de Álava.

En un comunicado, la institución foral ha informado de la instalación de varios paneles que, mediante ilustraciones, recrean la vida cotidiana y el tipo de construcciones de la antigua aldea medieval, así como de las cabañas de la Edad Bronce, cuyos restos también han aparecido en las excavaciones arqueológicas.

El primer testimonio escrito que se tiene del poblado es un documento fechado en 1025, conocido como 'La Reja de San Millán', en el que aparece Lagus pagando una reja de arado como tributo al monasterio de San Millán de la Cogolla.

Sin embargo, después de la intervención arqueológica, hay evidencias de su existencia desde un siglo antes. Otros documentos avalan la continuidad de la aldea hasta el siglo XIII.

Asimismo, en la primera mitad del siglo XV figura como concejo y, sin embargo, para mediados del siglo XVI, se tiene documentación que indicaría que Lagos era ya un despoblado y Santa María de Lagos, antigua parroquia de la aldea, una ermita perteneciente a Caicedo-Yuso.

Tal y como recogen los paneles interpretativos, "su desaparición como población originó la leyenda del lago, en el que la virgen se apareció disfrazada de mendiga frente a la venta del pueblo y la repudiaron, haciendo que el lago se tragará la aldea, por denegar acogimiento al necesitado".

ESPACIO NATURAL

El lago de Caicedo-Yuso es una Zona Especial de Conservación (ZEC) y también Biotopo protegido del Diapiro de Añana. Alberga especies protegidas como el aguilucho lagunero, el carricero común, el carricero tordal, el zampullín o el somormujo lavanco, además de otras especies que eligen el lugar para hibernar, como el milano negro o un raro odonato, una libélula más conocida como el caballito del diablo, extinguido o en importante declive en la mayor parte de Europa.

En cuanto a su flora, destacan también especies en peligro de extinción como la Berula erecta o un tipo de helecho conocido como lengua de serpiente, ambas protegidas y recogidas en el CVEA (Catálogo Vasco de Especies Amenazadas).

Contador