Actualizado 28/06/2010 20:46 CET

Ararteko censura a Interior que no le facilite el visionado de grabaciones de varios detenidos por la Ertzaintza

Gobierno vasco

BILBAO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ararteko lamenta la "falta de colaboración" del Departamento vasco de Interior por no facilitar a esta institución el visionado de las grabaciones de la estancia de varios detenidos en dependencias policiales de la Ertzaintza, así como el acceso a los atestados.

La institución que dirige Iñigo Lamarca se pronuncia, de esta manera, en una resolución fechada el pasado 15 de junio, originada por "una queja por maltrato a personas detenidas en régimen de incomunicación por parte de la Ertzaintza", presentada el 27 de enero por familiares de las varias personas detenidas en una operación antiterrorista en los municipios de Ondarroa, Mutriku y Gizaburuaga.

Entre las conclusiones recogidas en el informe elaborado por el Ararteko sobre este caso, se indica que el Departamento de Interior del Gobierno vasco "debería haber facilitado" a esta institución el visionado de las grabaciones de la estancia de los detenidos en las dependencias policiales de la Ertzaintza, así como el acceso a los atestados, registros y otra documentación correspondiente a esas detenciones.

En este sentido, señala que la "negativa" de la Consejería de Interior representa "una falta de colaboración" con la labor del defensor del pueblo vasco.

Además, apunta que esta postura "ha estado basada en la existencia de diligencias judiciales en torno a las responsabilidades penales que se imputan a las personas detenidas", lo que "no está justificado en derecho y constituye un retroceso en el sistema de garantías de la ciudadanía frente a la Administración Pública vasca".

El informe señala que el Departamento de Interior no ha respondido "adecuadamente" a la solicitud de colaboración que le remitió para "poder verificar si se han cumplido las recomendaciones del Ararteko en torno a la necesidad de que los cuerpos policiales establezcan instrumentos de control frente a eventuales actuaciones irregulares de los agentes".

"Su insistencia en que el Ararteko debería haber inadmitido la queja carece de fundamento, y resulta contraria a las pautas fijadas en dichas recomendaciones, así como en las de los organismos internacionales con competencias en la materia", añade.

Finalmente, considera que el Departamento debería llevar a cabo una investigación al respecto, así como "disponer cuanto sea necesario para garantizar en el futuro el cumplimiento de las recomendaciones".