Publicado 26/06/2020 18:01:03 +02:00CET

Ayuntamiento de Bilbao presenta un decálogo de consejos para un verano "seguro y saludable"

Una mujer se desinfecta las manos antes de entrar en una Biblioteca municipal
Una mujer se desinfecta las manos antes de entrar en una Biblioteca municipal - Iñaki Berasaluce - Europa Press

BILBAO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao ha elaborado un decálogo de consejos para poder disfrutar de una forma "segura y saludable" de un verano que este año viene marcado por la situación generada por el covid-19.

En un comunicado, el Consistorio ha recordado que la época estival "no puede ser una excusa para relajar las medidas de precaución necesarias para prevenir los contagios causados por el coronavirus".

Por tanto, recomienda tanto a las personas que se dispongan a emprender viajes este verano como a las que se queden en la villa, que cumplan las medidas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias, para así evitar el riesgo de contagios.

Entre ellas, ha destacado mantener una distancia física de seguridad de metro y medio, y evitar en la medida de lo posible aglomeraciones;
lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, particularmente después de ir al baño, antes de comer o manipular alimentos, tras estornudar o toser, o en general siempre que nuestras manos estén sucias.

el uso de mascarillas es obligatorio en los medios de transporte, pero también en la vía pública, espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad de metro y medio entre las personas.

Del mismo modo, recuerda que hay que evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; cubrirse la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo cuando se tose o estornude, tirar el pañuelo inmediatamente y lavarse las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.

Además, como en verano los desplazamientos son más comunes, recomienda extremar las medidas de precaución y seguridad pertinentes durante los viajes, sin olvidarse de los medios de protección como las mascarillas y manteniendo en la medida de lo posible la distancia entre viajeros.

A la hora de desplazarse fuera del domicilio habitual para pasar un periodo vacacional, el Ayuntamiento destaca que es "importante" realizar reservas con antelación". "De esta manera nos aseguramos de que el alojamiento esté disponible para nosotros en el plazo escogido. De igual manera, se recomienda que las personas consumidoras se informen previamente sobre los protocolos acerca del covid-19 implantados en los alojamientos escogidos para disfrutar de su ocio", añade.

MANTENERSE HIDRATADO, LA MEJOR MEDIDA CONTRA EL CALOR

Respecto a la prevención de los efectos que las altas temperaturas pueden tener sobre la salud, el Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao recuerda la importancia de una buena hidratación durante los meses de verano, ya que se trata del método "más efectivo contra el calor y las altas temperaturas propias del periodo que atravesamos".

En este sentido, considera aconsejable la ingesta de líquidos, tanto de agua como de zumos naturales, aunque se carezca de sed. Asimismo, no conviene abusar de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

En general, la práctica regular de ejercicio físico combinada con una correcta dieta a base de frutas, verduras y productos de temporada "es la clave para mejorar el estado de salud durante todo el año". "En verano la importancia de cuidar nuestra dieta es, si cabe, mayor, ya que mantener el organismo bien hidratado resulta fundamental.

En los periodos de intenso calor, la actividad física requiere de una mayor reposición de líquidos antes, durante y después de la misma, por lo que resulta indispensable ingerirlos aunque no se tenga sed", precisa.

Para ello, recomienda consumir agua y zumos naturales, a base de frutas y verduras de temporada, que ayudan a mantenernos hidratados y cuidar nuestra salud, gracias a su baja densidad energética y gran contenido en agua y sustancias antioxidantes. La cantidad recomendada por los expertos es de tres piezas o más de fruta y dos o más de verduras y hortalizas al día.

De igual manera, insta a prestar especial atención a mantener la cadena de frío en los alimentos sensibles al calor y manejar adecuadamente la temperatura en los alimentos cocinados o recalentados. En caso de duda, es mejor desechar cualquier alimento con sospecha de no estar en condiciones óptimas.

También ve necesario prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación.

"Vigilar que estén protegidos del sol, que eviten los lugares calurosos y facilitarles líquidos y bebidas frescas de manera frecuente son medidas recomendadas. Por otra parte, es necesario tener en cuenta que los animales de compañía precisan consumir agua de forma más abundante en verano, y que conviene que durante las horas de más calor puedan descansar en un espacio fresco y seco", ha concluido.

Contador

Para leer más