Publicado 12/08/2022 10:20

El BCSC diseña una inversión en ciberseguridad para reducir la "dependencia tecnológica" de la UE con otras economías

Imagen  de una persona trabajando en un ordenador.
Imagen de una persona trabajando en un ordenador. - CENTRO VASCO DE CIBERSEGURIDAD

Este fondo cuenta con la participación de 42 agentes inversores y absorberá al menos, mil millones durante cinco años

BILBAO, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro Vasco de Ciberseguridad (BCSC) ha sido elegido para diseñar un fondo público-privado de inversión en empresas de ciberseguridad que tiene como objetivos "potenciar" la inversión en este tipo de compañías a nivel europeo, reforzar este sector estratégico y "reducir la actual dependencia tecnológica" que la Unión Europea tiene respecto de otras economías mundiales.

El centro busca posicionar a Euskadi como un referente internacional en la aplicación de tecnologías de ciberseguridad a la industria y, según ha informado a Europa Press, a finales de junio de 2021 se confirmaba la firma de un acuerdo por el que el organismo da "el primer paso hacia la creación de un ambicioso fondo europeo".

Este fondo tiene como objetivos "potenciar" la inversión en empresas europeas de ciberseguridad, reforzar este sector estratégico y "reducir la actual dependencia tecnológica que la Unión Europea" tiene respecto de otras economías mundiales.

Según ha destacado el BCSC, formado por departamentos del Gobierno Vasco y por los centros tecnológicos Tecnalia, Vicomtech, Ik4-Ikerlan, Basque Center for Applied Mathematics, el citado fondo, denominado European Cybersecurity Investment Platform (ECIP), es una "potente iniciativa público-privada" que cuenta con la participación de 42 agentes inversores y que aspira a absorber una inversión de, al menos, 1.000 millones de euros durante los próximos cinco años.

Un informe del propio centro alerta de que la ciberseguridad en Europa conforma "un mercado complejo y fragmentado" que se caracteriza por "la falta de inversión y por la escasez de clientes estratégicos y un débil posicionamiento comercial".

"CARENCIAS" EN EUROPA

Según ese mismo estudio, como resultado de "estas carencias", en 2019 el sector de la ciberseguridad en Europa registró una diferencia de financiación de 4.000 millones de euros respecto al de EE.UU. y un "déficit de competitividad notable" respecto a países como Israel y China.

Por ello, según han destacado, la reflexión en torno a "estos déficits" ha llevado a la European Cyber Security Organization, (ECSO) a impulsar, con el "liderazgo" del centro vasco BCSC y de la mano del Banco Europeo de Inversiones, la plataforma ECIP para "corregir estas desigualdades, atraer inversiones internacionales hacia empresas emergentes y pymes europeas de ciberseguridad, y desarrollar así soluciones estratégicas en el continente".

Respecto al aumento de la cantidad de ciberataques desde que comenzó la invasión de Ucrania, el BCSC ha afirmado que se vive en un mundo "globalizado e interconectado" en el que "ahora más que nunca los acontecimientos que pasan en otras partes del globo pueden ser susceptibles de afectar a otras regiones", por lo que el conflicto de Ucrania "ha puesto en alerta a todo el planeta".

Por ello, el BCSC ha preparado un "especial situaciones de incertidumbre" en el que se aglutinan una serie de cuestiones a tener en cuenta, una serie de recomendaciones, medidas técnicas y consejos para "abordar situaciones de incertidumbre" y aplicables a otros escenarios.

Entre ellas, se encuentran medidas como la configuración segura de los dispositivos de las empresas, la protección frente a programas maliciosos o de las conexiones, copias de seguridad o control de accesos.

DATOS VASCOS

El centro vasco de ciberseguridad gestionó un total de 438 incidentes registrados en empresas en 2021, de los cuales, un total de 187 tuvieron que ver con fraude, 81 con contenido abusivo y 59 con intentos de intrusión. Un total de 50 estaban relacionados con sistemas vulnerables, 18 con programas maliciosos, 25 con intrusión, 9 con obtención de información, 2 con seguridad de información, 1 con disponibilidad y 6 con incidentes no clasificados.

Un informe del propio centro apunta que, tras el 2020, un año en el que las secuelas del covid-19 fueron evidentes en todos los aspectos,
2021 todavía "ha cargado con muchas de las vulnerabilidades en cuanto a ciberseguridad se refiere", y muchas de las empresas que en un principio optaron por el teletrabajo, volvieron a su habitual forma de realizar su labor, pero con muchas nuevas implementaciones tecnológicas. En cifras, los incidentes gestionados en 2020 fueron un total de 501, frente a los 253 del año 2019.

Por su parte, en el informe sobre el "Estado de la ciberseguridad en Euskadi", correspondiente al primer trimestre del 2022, se han identificado 182.766 amenazas de diferente índole, derivando en la realización de 3.281 investigaciones tras un análisis inicial y atendiendo al nivel de criticidad de las mismas.

El objetivo de este trabajo se basa en la identificación de los riesgos y amenazas más relevantes que han afectado a Euskadi durante dicho periodo para que el tejido empresarial, las administraciones públicas y la sociedad vasca los conozcan y adopten medidas de defensa a la situación de riesgo actual, en caso necesario.

Más información