Publicado 20/12/2021 15:16CET

betiON refuerza los consejos para evitar engaños y estafas tras detectar "llamadas sospechosas" a las personas usuarias

El servicio público de teleasistencia recomienda, en caso de duda, pulsar el botón rojo para verificar la identidad de los interlocutoras

BILBAO, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El servicio público de teleasistencia avanzada betiON ha reforzado los consejos para evitar engaños y estafas, tras detectar que personas usuarias han recibido "llamadas telefónicas sospechosas" en las que se deja ver que el emisor es betiON.

En concreto, según ha informado el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, en esas llamadas se les pregunta si son o no usuarias de teleasistencia o si tienen la medallita.

Ante estos hecho, betiON ha reforzado estos días los mensajes que habitualmente dirige a sus personas usuarias por teléfono para dar consejos sobre la prevención de robos, estafas y/o timos.

"El mensaje más claro que les ofrecemos es que en caso de duda, si sospechan que quien les llama no somos nosotros, aprieten el botón rojo para certificar si somos o no los emisores de la llamada", ha declarado Iñigo Mijangos, responsable de betiON.

Es habitual que durante las llamadas periódicas que realiza el personal de betiON se traten diversos temas y se ofrezcan consejos para evitar caídas, riesgos, impulsar el autocuidado, tomar medidas contra el calor o el frío, etcétera.

Entre esos consejos, se les recomienda también cómo evitar engaños, robos y/o estafas. Por ejemplo, para evitar robos mediante el engaño, cuando reciban la visita de un técnico se les recomienda que llamen a la empresa correspondiente y que mientras realizan las comprobaciones oportunas, mantengan a estas personas fuera del domicilio con la puerta cerrada.

ARTIMAÑAS

Según la Consejería que gestiona Beatriz Artolazabal, son dos los tipos de llamadas que se ha detectado que están produciendo y que utilizan la teleasistencia como artimaña, ya que el inicio de la conversación se produce mediante la pregunta de si son o no personas usuarias de teleasistencia o si tienen la medallita.

El primer tipo de llamada está dirigido a las personas que afirman que no son usuarias, quienes reciben una oferta telefónica para instalarla por un precio de 20 euros, que nada tiene que ver con el servicio público.

A este respecto, betiON recuerda que, actualmente, la teleasistencia pública vasca se dirige a personas mayores de 75 años que viven solas, personas en riesgo de dependencia, personas con la dependencia reconocida y personas en riesgo de aislamiento social, y que puede solicitarse a través de los servicios sociales de base, el número de teléfono 012 de Zuzenean y sus oficinas en los tres territorios, o de la página web https://www.euskadi.eus/betion. El coste mensual del servicio varía en función de la renta de la persona usuaria, siendo de 4 euros al mes o gratuito.

En el segundo modelo de llamada detectada, la parte emisora inicia una conversación con las personas que han reconocido ser usuarias de betiON, dejando entrever, aunque sin decirlo expresamente, que pertenecen al servicio público de teleasistencia.

La conversación gira alrededor de la salud de la persona usuaria y en ella se acaba solicitando concertar una cita para realizar una visita. Cuando se produce el encuentro, el fin último es vender a las personas mayores un colchón.

USUARIOS

Actualmente, más de 62.500 personas disponen de la cotidianamente denominada medallita roja de betiON. El perfil medio de la persona usuaria es el de una mujer, de más de 80 años, que vive sola.

Tres de cada cuatro personas usuarias (casi el 77%) son mujeres. Las personas mayores de 80 años suponen un porcentaje similar, cercano al 80%, y la edad media de las personas usuarias es de 84 años.