Las bodas homosexuales en Euskadi crecen un 10,6% en 2017, la cifra más alta desde su legalización

Wale y Allard intercambian anillos en la primera boda gay de Reino Unido
Reuters - Archivo
Actualizado 05/11/2018 14:05:00 CET

El número total de matrimonios en Euskadi llega a 8.060 en 2017 y aumenta un 0,4% con respecto al año anterior

BILBAO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número de matrimonios entre personas del mismo sexo en Euskadi llegó en 2017 a 199, un 10,6% que en 2016 y la cifra más alta desde su legalización, mientras que el número total de enlaces en la Comunidad Autónoma Vasca alcanzó los 8.060 el pasado año y aumentó un 0,4% con respecto al año anterior, según datos elaborados por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

Si se toman en cuenta los matrimonios de residentes en Euskadi entre personas de diferente sexo, el número fue de 7.861, lo que supone apenas 13 bodas más que el año anterior, tal y como ha indicado el Eustat.

El Eustat ha indicado que las 199 bodas entre personas del mismo sexo celebradas en 2017 es la cifra más alta desde el año 2005, en el que se legalizaron los matrimonios homosexuales y supone un ascenso del 10,6% con respecto al año anterior.

Desde 2005 hasta 2011 los matrimonios entre hombres superaban a los de mujeres, y se invierte esta relación en 2012, hasta llegar a 2017 con 116 matrimonios entre mujeres y sólo 83 entre hombres.

En cuanto a su distribución territorial, 23 fijaron su residencia en Álava, 75 en Gipuzkoa, 79 en Bizkaia y 22 fuera de la Comunidad Autónoma Vasca.

TASA DE NUPCIALIDAD

La tasa de nupcialidad vasca se sitúa en 3,4 matrimonios por mil habitantes, cifra algo inferior a la española (3,6%o) y a la de la Unión Europea (28 países), que en 2015, el último dato disponible ascendía a 4,3%o.

Según el Eustat, se ha producido un aumento en la edad de matrimonio en paralelo al retraso de la maternidad. De este modo, en 2017, la edad media de los hombres solteros al contraer matrimonio fue de 37,1 años y de 34,9 la de las mujeres solteras. En estos últimos 25 años la edad media de los esposos ha aumentado en 7,7 años y en 7,8 en el caso de las esposas y se mantiene estable la diferencia de dos años entre ambos.

Tomando en cuenta el estado civil previo al matrimonio, los hombres solteros fueron el 85,8%, cifra muy similar al 85,5% de las mujeres solteras.

El verano es la época preferida por las parejas para casarse y, concretamente, septiembre fue el mes que ocupó el primer lugar con 1.304 bodas, seguido por julio con 1.280 y por junio con 1.170.

BODAS CIVILES Y CATÓLICAS

El número de bodas civiles se ha triplicado desde 1990 y a lo largo de los últimos años ha ido aumentando el número de bodas civiles, que han pasado de representar el 23% en 1990 al 83,1% en 2017, año en el que ascendieron a 6.530.

Los matrimonios católicos fueron 1.304 y 27 correspondieron a otras confesiones religiosas. Por Territorios Históricos, fue en Bizkaia donde las bodas civiles tuvieron mayor peso (85,9%), seguida por Gipuzkoa (83,7%) y Álava (83,1%). Sin embargo, en el caso de las bodas civiles de residentes fuera de Euskadi, el porcentaje bajó hasta el 65,6%.

Las bodas celebradas en viernes superaron a las oficiadas en sábado. El sábado ha sido tradicionalmente el día en el que se ha celebrado más de la mitad de las bodas, tanto porque más del 90% de las religiosas tenían lugar ese día como porque era el día escogido por algo más del 40% de las bodas civiles.

El gran aumento de las bodas civiles, unido al hecho de que, a partir de 2009, prácticamente la mitad de ellas pasaron a celebrase en viernes, junto al importante descenso de las religiosas, han tenido como resultado que 2017 sea el primer año en el que haya más
bodas en viernes que en sábado, aunque la diferencia sólo sea de 98(3.346 frente a 3.248).

Los destinos preferidos de las 405 parejas que fijaron su residencia fuera de Euskadi tras contraer matrimonio fueron Madrid, Cantabria y Navarra. Aparecen diferencias, en cuanto al destino, entre los matrimonios celebrados en los tres Territorios Históricos. De este modo, los de Álava se dirigieron preferentemente a Madrid, Burgos y La Rioja; los de Bizkaia, a Madrid, Cantabria y Barcelona; y los de Gipuzkoa, a Madrid, Navarra y Barcelona.

NACIONALIDAD DE LOS CONTRAYENTES

En cuanto a la nacionalidad de las personas contrayentes, en 1.336 matrimonios (el 17% del total) al menos uno de los cónyuges era extranjero y en el 43,9% de estos matrimonios la esposa era la que tenía nacionalidad extranjera, en el 23,7%, lo era el marido y en el 32,5% restante ambos cónyuges.

En el caso de matrimonios en el que sólo la mujer tenía nacionalidad extranjera, el 71,5% correspondía a un país americano, seguido por el 20,5% que era de nacionalidad europea. Si sólo era el hombre el de nacionalidad extranjera, ésta se repartía en porcentajes similares entre los países americanos y los europeos (34,5% y 33,2% respectivamente), con los africanos en tercer lugar (25,3%).

Entre los matrimonios en los que los dos cónyuges eran extranjeros, la mayoría tenía nacionalidad americana, aunque el porcentaje era mayor entre las mujeres (69,3%) que entre los hombres (61,7%). El segundo continente de nacionalidad era el africano, con el 26% de los hombres y el 20,8% de las mujeres.