31 de mayo de 2020
 
Publicado 06/04/2020 18:04:29 +02:00CET

CCOO exige a Trabajo que "fiscalice" la actuación de las ETT para evitar "abusos laborales"

Denuncia que algunas ETT han optado por el despido de trabajadores que estaban desempeñando su labor en empresas que han aplicado ERTE

BILBAO, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Euskadi ha exigido a Inspección de Trabajo y al Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco que "se fiscalice de oficio" la actuación de las empresas de trabajo temporal (ETT) para evitar "abusos laborales" durante la crisis del Covid-19 y que, en caso de que se detecten, se aplique "todo el peso sancionatorio" previsto en la legislación.

En un comunicado, el sindicato ha anunciado que va a denunciar a todas las empresas de trabajo temporal que "han dejado tirados y abandonados" a trabajadores que "estaban puestos a disposición en empresas usuarias y que o bien han sido despedidos de sus puestos de trabajo, o se han extinguido sus contratos temporales".

En función de los datos aportados por CC.OO., en Euskadi la cifra de trabajadores cedidos por las ETT ascendía aproximadamente a 8.890 personas el pasado mes de enero.

Según ha indicado, con la crisis sanitaria del covid-19, "las ETT han despedido, mayoritariamente por finalización de actividad, a un alto volumen de plantilla que prestaba sus servicios en empresas usuarias", a pesar de que, en opinión del sindicato, "tendrían que haber suspendido los contratos puesto que, generalmente, lo que ha pasado es que se ha suspendido la actividad en dichas empresas 'cliente'".

"Así lo demuestra el hecho de que la inmensa mayoría de las empresas usuarias han acometido ERTE de sus plantillas para que, una vez termine esta situación de la pandemia del coronavirus, vuelvan a sus puestos de trabajo", ha precisado.

MENOR COBERTURA

El sindicato ha defendido que "las miles de personas cedidas en misión a empresas de todos los sectores productivos no pueden tener un nivel de cobertura menor que el resto de los trabajadores de las empresas usuarias".

Por ello, ha exigido a la Inspección de Trabajo y a la Consejería de Trabajo de Gobierno Vasco que "se fiscalicen de oficio semejantes irregularidades laborales perpetradas contra este importantísimo colectivo de personas trabajadoras y, en caso de detectarse, aplicar todo el peso sancionatorio que establece la legislación para éstos abusos laborales".