Publicado 10/08/2022 14:00

Comité Metro Bilbao cree que las medidas actuales contra agresiones a empleados no dan fruto y pide soluciones urgentes

Concentración plantilla Metro Bilbao en estación de Gobelas
Concentración plantilla Metro Bilbao en estación de Gobelas - SINDICATO ELA

Se ha concentrado en la estación de Gobelas (Getxo), donde el pasado viernes fue agredida una supervisora, la segunda en menos de un mes

BILBAO, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Metro Bilbao ha pedido a la dirección "soluciones urgentes" a los insultos, amenazas y agresiones que sufre la plantilla del suburbano porque las medidas adoptadas hasta ahora "no dan el fruto deseado". En una concentración en la estación de Gobelas, donde el 5 de agosto fue agredida una supervisora, han exigido a la empresa su implicación "inequívoca" en defensa de la plantilla.

Representantes del comité y compañeros de la agredida se han concentrado ante la estación de metro de la localidad vizcaína, donde tuvo lugar el incidente, para protestar por esta segunda agresión en menos de un mes a uno de los trabajadores del suburbano vizcaíno, tras la ocurrida el día 17 de julio en la estación de Urduliz.

Tras una pancarta donde podía leerse "No a los insultos, amenazas y agresiones", el comité ha remarcado que no van a permitir que este tipo de actuaciones queden "impunes" y exigen a Metro Bilbao "las medidas oportunas para garantizar la seguridad de la plantilla y del resto de usuarios".

En un comunicado conjunto, la plantilla de Metro Bilbao, a través del Comité de Empresa y de los delegados de prevención, han transmitido, en primer lugar, su "preocupación" ante los insultos, amenazas y agresiones que, por parte de "una minoría" de la clientela, han recibido estas últimas fechas varios compañeros.

Tras denunciar este "largo currículum de agresiones recibidas", han hecho un llamamiento a la Dirección a "buscar soluciones urgentes ante este grave problema" y a que tome "cartas en el asunto, no deje al personal solo ante la justicia y haga todo lo que esté en su mano para perseguir este tipo de actitudes y hechos".

En este sentido, le han exigido que se implique "de manera inequívoca en este asunto" ya que consideran que se encuentran ante "un problema estructural y no coyuntural" y solicitan a la dirección que "colabore activamente en la denuncia pública de estas agresiones".

"De nada sirve acompañar al Comité de Empresa en esta concentración, si con todos los medios que disponen se dedican a silenciar los ataques en vez colaborar en su visualización", han añadido los representantes sindicales durante la concentración.

AUTOPROTECCIÓN

En este punto, el comité traslada a la plantilla que, como las medidas adoptadas por la dirección no están dando el fruto deseado, les piden "calma y profesionalidad" y les aconsejan que, en ausencia de recursos, se autoprotejan. "Nos gustaría que esta lacra de insultos, amenazas y agresiones terminara pero vemos que no hay alternativa real por parte de la empresa", han criticado.

En su escrito, el comité constata que, desde su perspectiva, "es una evidencia que la crispación en la sociedad ha aumentado" y son conscientes de que esta frustración se refleja en el metro pero "los insultos, amenazas y agresiones no son tolerables, nunca".

Por todo ello, piden a la Dirección "una actuación y un compromiso público más firme" para que este tipo de actuaciones "no se vuelvan a repetir, tome las medidas oportunas para que esto no suceda y que no se deje sin protección al personal que trabaja en las estaciones".

Igualmente han recordado que el personal que trabaja en la línea de Metro está para "informar y ayudar" a los usuarios de Metro, por lo que entienden que el insulto, la amenaza y las agresiones "no son la solución" y ruegan que "entre todas y todos" se establezca "un firme camino de respecto y colaboración".

En su comunicado, la plantilla hace también un llamamiento a la sociedad para que muestre "colaboración y respeto" hacia los trabajadores, tal y como hace "el 99%" de los usuarios del metro porque, añaden, "el insulto, la amenaza y las agresiones no son la solución".

Más información